Las cuentas de Mónica Fein

En el presupuesto de la Municipalidad de Rosario, los recursos por venta de Bienes y Servicios fueron de $ 3,8 millones en 2008 y treparon a $ 67 millones en 2009. En los tres primeros trimestres de 2017, el acumulado por ese mismo concepto fue .055, 8 millones ¿En qué éxito de “venta” se explica ese salto en los ingresos?

Las cuentas de Mónica Fein

22-04-2018 10:47 hs.

Un apartado se destaca especialmente en las cuentas municipales rosarinas de ventas de bienes y servicios. Contablemente (curiosamente) Rosario considera en ese rubro lo que le cobra a la provincia para atender casos de alta complejidad médica, a partir de un convenio de abril de 2009.

 

Según el texto original de ese acuerdo, la Casa Gris -con los impuestos de todos los santafesinos- aportaría $ 7,8 millones mensuales para financiar prestaciones de alta complejidad de los hospitales de Emergencias “Clemente Álvarez” (Heca) y de Niños “Víctor J. Vilela”, ambos dependientes de la Secretaria de Salud rosarina.

 

Hermes Binner (gobernador) y el por entonces intendente Miguel Lifschitz firmaron un documento al que calificaron “histórico” porque “compensaba” a hospitales municipales de Rosario, que no recibían -como los hospitales provinciales- aportes de la Lotería. Salvaban así lo que consideraban “discriminatorio”.

 

Con el correr de los años las cifras sufrieron una metamorfosis que no se explica ni siquiera por la implacable inflación. Así las cosas, para atender sus centros de salud, Rosario recibió de la provincia $ 313,8 millones en 2014, $ 647,9 millones en 2015, $ 1.075 millones en 2016; $ 1.479,9 millones en 2017 y tiene presupuestado para este año $ 1.784 millones.

 

Eso sin considerar una suerte de “cláusula gatillo” que se suele disparar cerca de final de año. De hecho en 2017 el presupuesto era de $ 1.098 millones pero por un decreto del 29 de setiembre la Casa Gris concedió la diferencia.

 

En cinco años la suma acumula -sin actualización por inflación- la friolera de $ 5.301millones. Eso significa que la administración de Mónica Fein le “facturó” a todos los provincianos el equivalente a lo que costarían 7 hospitales Cemafe como el que recientemente se habilitó en avenida 27 de Febrero de la capital provincial, según el costo oficialmente anunciado de obra y equipamiento el día de la inauguración ($ 600 más $ 150 millones, respectivamente).

 

Si bien es opinable el argumento de la equidad hacia un municipio que presta servicios de salud de alta complejidad -mientras en el resto del territorio el costo es provincial- la desproporción de las cifras parece reclamar un análisis de costos.

 

Cuestión de prioridades

 

Por decreto 764 del pasado 18 de este mes, el gobernador Miguel Lifschitz, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías y el titular de Hacienda Gonzalo Saglione le sacaron $ 80, 2 millones al presupuesto de Seguridad de la provincia, para asignarlos al Ente de Coordinación Metropolitana de Rosario que preside Mónica Fein.

 

La intendenta rosarina pidió $ 213 millones y el gobernador concedió los $ 80,2 millones “en esta primera etapa”. La suma es para pagar parte de las obras de un parque y avenidas urbanas que Rosario y Granadero Baigorria comparten en la cabecera del puente Rosario-Victoria.

 

Ya en 2017, por decreto 3428 del 10 de noviembre, el gobernador le “restó” al presupuesto de administración de la educación la suma de $ 35 millones, también a pedido de Fein según los considerandos de la medida, para afectarlos a la construcción del referido parque.

 

Trolebuses

 

En 2017, por decreto 3610, los impuestos santafesinos sirvieron para financiar $ 32 millones con los que la Casa Gris ayudó a Rosario con un aporte “no reintegrable” a pedido de Mónica Fein, a favor de la Sociedad del Estado Municipal para el Transporte Urbano de Rosario, con destino a la compra de trolebuses. Ya en 2016, la provincia había aportado otros $ 30 millones con el mismo fin.

 

Luces Led

 

El 28 de diciembre de 2017, por decreto 4182, la Casa Gris le cedió a la municipalidad de Rosario otro millonario aporte no reintegrable. Una vez más a pedido de Mónica Fein, el objetivo fue la compra de equipamiento led a fin de modernizar el alumbrado público de la ciudad. El monto otorgado ascendió a $ 150 millones.

 

Hipódromo

 

Los pedidos especiales de la intendencia rosarina a la provincia no son nuevos. El decreto 1452 de 2017 consideró “requerimiento razonable” el monto de $ 47,5 millones que Mónica Fein solicitó a la provincia. El monto fue entregado como aporte no reintegrable para la “puesta en valor y recuperación” del Hipódromo Independencia, que depende de la Municipalidad de Rosario.

 

Mercado del Patio

 

El 31 de Julio de 2017, otro decreto del gobernador Miguel Lifschitz -el 2230- transfirió fondos provinciales a favor de una obra en la municipalidad de Rosario. Esta vez fueron $ 53,5 millones para ampliar el presupuesto de obras en el Patio de la Madera; de esa cifra, $ 50 millones se detrajeron de lo que en la ley del presupuesto del año pasado debían ser asignados a Seguridad.

Extraída del El Litoral

24-01-2018 09:51 hs.

15-12-2017 16:42 hs.

25-11-2017 10:38 hs.