Una disputa por una herencia de 40 millones de dólares sacude al poder político en Tucumán

Un hombre reclama una herencia de U$D 40 millones en un pleito que tiene como contraparte a la ministra de Salud, con estrechos vínculos con la política y la Justicia.

Una disputa por una herencia de 40 millones de dólares sacude al poder político en Tucumán

21-04-2018 19:02 hs.

La disputa por una millonaria herencia se coló de lleno en el gabinete del gobernador de Tucumán, Juan Manzur. Es que su ministra de Salud, Rossana Chahla, afronta un juicio de filiación de una persona que sostiene ser su medio hermano y por lo que además reclama parte de una herencia que asciende a los U$D 40 millones.

El reclamo se inició en 1999 cuando Ángel Páez interpuso el primer juicio de filiación para ser reconocido como hijo de Elías Chahla, un próspero comerciante de la localidad de Los Leales.

Es que la madre de Páez le había contado quién era su verdadero padre y que había sido fruto de un romance cuando ella tenía 18 años. La sospecha siempre estuvo. Páez hasta los siete años compartió la misma escuela primera que sus presuntas medias hermanas. Él recuerda, inclusive, que le decían que era el único varón que tuvo “El Turco” Elías. “Una sola vez lo vi a mi viejo. Me reconoció que era su hijo, pero todo era muy oculto por temor a que su familia se entere”, relató Páez.
La causa no prosperó debido a que, según relató Páez, su abogado la dejó caer mediante la inacción judicial. En 2008, Páez volvería a la carga otra vez. Reclama ser reconocido como hijo extramatrimonial de Elías Chahla. Se integraría el expediente 2732/08 en el Juzgado en Familia y Sucesiones de la 9° nominación, pero insólitamente el juicio prescribiría nuevamente por igual circunstancia: abandono procesal de sus representantes legales.

La sospecha sobre que había una mano detrás de la negativa de los estudios jurídicos para avanzar con el juicio se volvió una sospecha cada vez más grande. Los parentescos de Chahla con miembros de la Justicia también aumentó esas sospechas.Uno de los ministros de la Corte Suprema pertenece también a su familia, lo que según sus abogados sería uno de los motivos por los cuales la causa tuvo tanta inacción. Un dato no menor, uno de los hijos de dicho ministro no sólo es empleado de Chahla en el Ministerio, sino que también es uno de sus testigos.

Con la salida del ex gobernador José Alperovich en 2015, Páez volvió a la carga con la denuncia.  El 1º de noviembre de 2017, la justicia citó a Páez y a las hermanas Chahla (Rossana y María Emilia) para que aporten material genético con la idea de efectuar el examen de ADN. Ellas decidieron no comparecer. Con un escrito pidieron postergar la muestra.


La ministra, consultada por Big Bang, negó dichas acusaciones. “Por medio de mi abogado, quien en este momento lleva la causa, el Dr. Sebastián Francisco Herrero, solicité el pedido de prueba genética (ADN) en el Colegio de Bioquímicos de Buenos Aires, por considerar a esta entidad como una de las más avanzadas y serias de la Argentina para realizar este tipo de estudio”, afirmó Chahla. “Por último, al día de la fecha, todavía se encuentra pendiente de resolución judicial la realización de la prueba genética de ADN, ya que el perito designado fue impugnado por no cumplir con los recaudos técnicos y legales exigidos por el digesto procesal, conforme a los elementos probatorios oportunamente aportados al proceso”, prosiguió.

Big Bang tuvo acceso al informe de ADN que se realizaron los hermanos de Elías, Roberto y Eduardo, y que según los especialistas del Manlab (un laboratorio de Buenos Aires), tiene plena coincidencia con Páez. La misma ministra explicó que fue su defensa la que solicitó que todos los hermanos de su padre se sometan al mismo estudio de ADN debido a que durante los años que la madre de Páez, que era la empleada doméstica de la casa del padre de Elías, trabajó todos ellos vivieron ahí.


Chahla no es una funcionaria más en el gabinete del gobernador Manzur. Antes de hacerse cargo del ministerio de Salud de Tucumán, se desempeñó por 8 años al frente del Complejo de Maternidad y Ginecología, uno de los nosocomios estatales más importantes de la provincia. Su marido, Marcelo San Pedro, casado en segundas nupcias con Chahla, como representante de una marca mundial, comercializó equipamiento de alta complejidad con el Ministerio que conduce su mujer. Se habrían violado las normas de ética en la función pública, como la incompatibilidad de beneficiar a cónyuges o familiares directos ejerciendo un cargo gubernativo.

En su actividad privada, la ministra Chahla, es dueña de un enclave de fertilización, Centro de Medicina Reproductiva Reproducir, que tendría relaciones comerciales con el Estado. Hace un tiempo atrás adquirió una de las mansiones más notables del jardín de la República, ubicada en la esquina Ayacucho y Bolívar de la histórica ciudad.

En la operación inmobiliaria entregó una costosa casa heredada por su padre, más la obtención de un crédito del Banco Macro, gracias a la buena amistad de su padrino político Alperovich con el banquero Jorge Brito. La vivienda cedida integraba el lote de propiedades en sucesión.    
BB

16-03-2018 16:01 hs.

25-01-2018 08:47 hs.