El Capitán Menganno confiesa: "El personaje lo usé para escapar de mi ex"

Los héroes son anónimos, esa es la regla primera para todo personaje que tenga al bien común como su meta principal en la vida. La segunda norma es no sacar de ello ningún otro provecho. Lo cierto es que el Capitán Menganno, el superhéroe de Lanús que tomó trascendencia en los medios por el año 2012, se volvió demasiado anónimo, casi desaparecido, y eso se nota en la calles del barrio. DiarioVeloz, sin señal secreta de por medio, salió a buscar a este hombre de carne y hueso y descubrió cómo es su vida hoy. El pasado y el presente de un hombre que sabe dar que hablar.

El Capitán Menganno confiesa:

09-04-2018 12:16 hs.

"Este año estoy un poco parado. El año pasado tuve un cambio importante. Me casé y me estuve ocupando de otras cosas; pero todavía salgo a patrullar. Es más, este año se cumplen cinco años de que lo hago", comenta el superhéroe que siempre aconseja: "Sea bueno". En principio, Menganno es muy bueno con sus hijos, ya que, asegura, lo entienden y apoyan constantemente para que salga a las calles a poner el pecho a la bala. "Mi esposa tiene dos nenes. Uno de 13 años, y otro de 11. A los dos les gusta mucho lo que hago y siempre me incentivan", explica.

 

¿Y a qué se dedica el Capitán Menganno cuando no está patrullando las calles ni promoviendo un acto a beneficio de los niños del Hospital Garrahan? "Desde 2003 tengo una empresa de seguridad privada. Hoy me ocupo de hacer eso, es mi trabajo. Tuve que empezar a hacerlo porque en 2002 me retiraron de la policía. Yo fui miembro del G.E.O.F. (Grupo Especial de Operaciones Federales). Y siempre tuve mucha vocación. Justamente, la vocación que tengo me llevó a denunciar a mis jefes. Y, como yo los denuncié, armaron una 'imputación falsa' y me retiraron", relata.

 

Una y otra vez le preguntaron al Capitán Menganno cómo comenzó su particular actividad. Según sus propias palabras, existen detalles que nunca había contado sobre este tema. Hoy, desde la perspectiva que le proporciona el haber conformado una familia sólida y feliz, se anima a abrir su corazón para revelar un punto oscuro de su pasado amoroso. Al final, todas las historias se tratan de amor.

 

"Yo estuve 9 años en pareja con una mujer que no me dejaba ni a sol ni a sombra. Ella misma se había vuelto mi sombra. Era muy celosa. No me dejaba ni ir al banco a hacer un trámite. Agarraba el termo y el mate y se venía conmigo. Entonces se me ocurrió lo del superhéroe. Ahora lo veo, yo no me daba cuenta. El personaje lo usé como un escape, era la única manera que yo tenía para salir a hacer lo que a mí me gustaba sin que ella viniera conmigo", detalla Menganno. En la actualidad, el superhéroe cuenta entre risas y algo de preocupación que Silvia, su ex, continuó haciéndole la vida imposible por un buen rato.

 

"Mi ex pareja se transformó en mi súper archi villana", dispara el héroe de carne y hueso y desliza algunos pormenores alarmantes del caso. "Me rompió el auto; me rompió los vidrios de mi casa. La tengo a siete cuadras de mi casa. Si me ve por la calle, me putea. También llama por teléfono a mi mujer y la insulta. Y si la ve por la calle, le dice de todo", expresa uno de los íconos de Lanús, extrañado por las actitudes de quien fuera su pareja en tiempos pasados. El 18 de junio de 2010, Menganno llamó al popular programa de radio "Perros de la calle" para participar de la sección "Ex Parejas". Allí se dio a conocer su particular caso. Por entonces, el hombre aún guardaba esperanzas para el amor de Silvia. Jamás se imaginó que aquella mujer se convertiría en lo que es hoy.

 

Menganno no es el mismo hombre que se paró por primera vez frente a las cámaras de televisión de Crónica en 2010, cuando su territorio de trabajo era Aldo Bonzi. Su traje de superhéroe fue cambiando. Inclusive, en la actualidad busca la ayuda de diseñadores a través de su página de Facebook para renovar su atuendo. Pero, más allá de su pechera y de su escudo de luces led, el hombre detrás de la máscara es otro. No tiene razones para escapar de su adorable familia. Además, el robo que sufrió  en 2013 adentro del garaje de su casa lo obligó a replantearse algunas ideas.

 

A pesar de todo, el fin de Menganno no parece una posibilidad cercana. Actualmente, el ex policía dirige una escuela de superhéroes, en la que niños de diversas edades acuden para descubrir la importancia de los valores. Los pequeños llegan cargados de ilusión y juegan a cumplir sus fantasías. Para el final de la jornada, los jovencitos vuelven a sus casas con ideas de respeto, solidaridad y hasta con algunos conocimientos sobre primeros auxilios. Menganno piensa en mudar la escuela a "una zona más céntrica". Aunque, aclara: "Jamás gané un peso haciendo esto".

 

Desde el Hospital Garrahan, diversas autoridades suelen contactarlo para solicitarle que no interrumpa su gran iniciativa para las acciones solidarias. En reiteradas ocasiones, el hombre hizo honor a su título de superhéroe al organizar un evento en el que centenares de personas se sumaron para donar sangre en el hospital. Además, logró arrancar sonrisas a granel a los chicos allí internados, que veían desfilar a todo tipo de amigos disfrazados de otros superhéroes. Esas son las misiones por las que el ícono de Lanús, que con frecuencia visita la cancha "Granate", jamás debería dejar de ser quien es. Sin importar el qué dirán.

09-03-2018 07:41 hs.

23-12-2017 09:54 hs.

28-11-2017 08:47 hs.

27-10-2017 08:55 hs.

24-10-2017 21:09 hs.

23-10-2017 19:22 hs.

20-10-2017 12:54 hs.

26-09-2017 21:28 hs.

20-09-2017 17:15 hs.

07-09-2017 21:54 hs.