En el futuro podríamos vivir en túneles bajo la Luna

Las últimas fotografías de la NASA revelan nuevos datos sobre el pasado volcánico del satélite y lo señalan como un posible hogar.

En el futuro podríamos vivir en túneles bajo la Luna

02-04-2018 13:22 hs.

El Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI) ha analizado nuevas imágenes de la Luna, realizadas por el orbitador de reconocimiento lunar de la NASA, y ha descubierto en ella una posible zona habitable para los humanos. Las fotografías muestran lo que parece ser una serie de túneles en la superficie, formados a partir del origen volcánico del mismo satélite. Ante esto, los científicos creen que es posible que dichos conductos alberguen una fuente de combustible para viajes interestelares e incluso que podrían dar cobijo a las personas en un futuro.

Una de las teorías más aceptadas sobre la formación de la Luna postula que esta se configuró a partir de la colisión entre un cuerpo (de un tamaño similar a Marte) y la Tierra en su estado joven (repleta de lava). El impacto provocó que se rompieran algunos trozos ardientes de nuestro planeta, se dispersaran y finalmente (retenidos por la órbita gravitacional terrestre) se unieran lentamente formando una esfera, la Luna.

Los primeros años de vida del satélite se caracterizaron por una gran actividad volcánica. Con el paso del tiempo, envejeció y su temperatura fue disminuyendo progresivamente. La lava que circulaba en su interior tenía unos conductos cada vez más comprimidos. A medida que iba disminuyendo la cantidad de lava, más túneles quedaban al descubierto.
Algunos de estos túneles, cercanos a la superficie, se derrumbaron. Precisamente, gracias a estos ‘tragaluces’ se conoce desde hace un tiempo la existencia de los túneles de lava lunar. Previamente, han sido identificados unos 200 tragaluces, que no hay que confundirlos con cráteres, pues estos últimos no son sino agujeros causados por asteroides y meteoros.

A partir de las últimas fotografías, se observaron tres claraboyas agrupadas en la parte superior de la Luna (de 15 a 30 metros de ancho). Los últimos tragaluces localizados se encuentran en los polos del satélite, zonas de características muy similares a los de la Tierra por su constante sombra y bajas temperaturas.

Los polos de la Luna han sido calificados como “trampas frías” por ser un lugar en el que el agua podría haberse acumulado durante milenios. De esta forma, los científicos esperan que los túneles bajo la superficie faciliten el acceso al hielo aprovechable. Este hielo podría hidratar a un astronauta o ser utilizado para impulsarlos al espacio. Al dividir las moléculas de agua, los mineros lunares podrían aislar el gas de hidrógeno y usarlo para alimentar una nave espacial de cohetes o incluso hacia Marte. Además, estos túneles podrían ser un buen refugio de la radiación cósmica para los futuros colonizadores.
Túneles de entrenamiento
Con el objetivo de volver a la Luna en unos años para analizar un análisis en profundidad, las agencias espaciales están utilizando como entrenamiento los túneles subterráneos de lava en la Tierra. Sin embargo, estos y los de la Luna no serán exactamente iguales.

En la Tierra, los tubos de lava pueden tener casi 30 metros de diámetro. En cambio, el entorno de gravedad más baja de la luna podría permitir que los túneles de lava lunar tengan un kilómetro (o más) de ancho y cientos de kilómetros de longitud. Algunos científicos han sugerido que esto podría permitir la existencia de asentamientos enteros bajo la superficie del satélite.

Para ello, serán necesarias imágenes de mayor resolución para confirmar que estos últimos descubrimientos son tragaluces intactos al final de un túnel. En ese momento se determinará si realmente los túneles contienen hielo accesible.

Según el doctor Pascal Lee, investigador de SETI que descubrió estos nuevos tragaluces, “si podemos dominar túneles lunares, mudarnos a Marte puede ser mucho más fácil. El Planeta Rojo también parece tener túneles subterráneos de actividad volcánica, lo que lleva a los científicos a especular que estos podrían albergar el futuro de la raza humana. Así que esa es nuestra vivienda ordenada. Ahora, todo lo que tenemos que hacer es descubrir cómo llegar allí.”.

22-01-2018 07:33 hs.

19-09-2017 07:24 hs.