"Le perdimos toda confianza a Pullaró"

El Concejo de Rafaela reclamó a Pullaro que pida disculpas al intendente y a la ciudad. Es por las escuchas en las que ordenó un simulacro de operativo policial para que Castellano "le deje de romper los huevos". El diputado Mirabella le pidió la renuncia.

26-11-2017 08:58 hs.

Desde Santa Fe.

La escucha telefónica al ex jefe de la Unidad Regional V Adrián Rodríguez en la que el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro le ordena un simulacro de operativo en Rafaela para que el intendente Luis Castellano "le deje de romper los huevos" derivó en un conflicto político. El Concejo Municipal de esa ciudad reclamó al ministro que pida disculpas, no sólo a Castellano sino a Rafaela. Mientras que el diputado Roberto Mirabella dijo a Rosario/12 que lo de Pullaro es "sumamente vergonzoso" y si "da un paso al costado le haría un favor" a Miguel Lifschitz. Los concejales le pidieron una audiencia al gobernador para explicarle que el diálogo con el ministro está roto porque descreen de su palabra. "Pullaro no puede venir a Rafaela a hablar con nosotros porque le hemos perdido toda la confianza", anunció el intendente.

Lo que se filtró a la prensa y escandalizó a los rafaelinos es un comentario de Rodríguez a Pullaro, a quien le dice que Castellano le pidió un despliegue de la Policía de Acción Táctica (PAT) en Rafaela, pero que ese día tenía previsto operar en Frontera. "Pero no, metele con las PAT en Rafaela, así Castellano me deja de romper los huevos", le ordenó el ministro. "Hace un poco de ruido y listo. Sacás un par de fotos, las pasás a los diarios y listo. Les decís que estuvieron dos horas en distintos puntos, ¿quién sabe si estuvieron dos horas o quince minutos?".

Castellano dijo que el exabrupto lo dejó "atónito". "Es lamentable". Y advirtió sobre sus consecuencias políticas: "El ministro no puede venir a Rafaela a hablar con nosotros porque le hemos perdido toda la confianza".

El segundo planteo lo hizo el Concejo Municipal, que en votación dividida "se abstuvieron los concejales del Frente Progresista‑ le pidió a Pullaro que se disculpe, no sólo con el intendente, sino con Rafaela. Y solicitó una audiencia a Lifschitz para decirle que el ministro no es un interlocutor válido. "Los rafaelinos perdimos absolutamente la confianza" en Pullaro, dice la resolución que votaron los concejales del PJ, el PDP y el PRO. "Más preocupación nos deja la actitud y el gesto" del gobernador de ratificarlo en el cargo, ya que esperábamos otra señal hacia Rafaela". "Una persona que se comporta" como lo hizo Pullaro sin "un mínimo respeto" con un intendente "elegido por el voto popular" y "toma un reclamo de suma relevancia con fines electorales, no puede ser ministro de Seguridad", agregó.

En su descargo político de esta semana en la Legislatura, Pullaro dijo que la escucha había sido "editada" y "fraccionada" y mencionó un diálogo anterior de él con Castellano. Debe ser un error, porque la orden al comisario Rodríguez que opere en Rafaela con la PAT para que el intendente "le deje de romper los huevos" es del 9 de agosto. Y el juez Nicolás Falkenberg ordenó el monitoreo de las comunicaciones del ministro el 30 de setiembre.

Mirabella dijo que lo de Pullaro es "sumamente vergonzoso". "Le dice al (ex) jefe de Policía que el intendente le rompía mucho los quinotos y que haga un operativo de quince minutos y llame a los medios. Un circo para la prensa, para demostrar que se estaban haciendo cosas por la seguridad cuando faltaba poco para las elecciones. Me parece poco serio y es lo que me dijo el intendente Castellano: "Yo no puedo más hablar con este ministro, ya no le creo nada porque nadie le cree nada". Después de esto, y decir tamaña cosa, es muy difícil volver a sentarse en torno de una mesa y articular políticas de seguridad, en Rafaela y en cualquier ciudad de la provincia".

En la reunión a puertas cerradas en Diputados, Mirabella dijo que Pullaro esquivó la "autocrítica". "El parte de la premisa que las escuchas son ilegales".

‑El Colegio de Jueces Penales de primera instancia de Santa Fe dijo que son legales- se le recordó.

‑Son legales porque están dentro de un proceso judicial que así lo determina. Después, si a él le parece que no, que haga la presentación ante la justicia. Todo el procedimiento judicial es legal. No se puede cuestionar que sea legal hasta que le intervinieron el teléfono a él porque estaba investigado en una causa, me parece poco serio.

‑¿Usted dijo que Pullaro se tiene que ir?

‑Creo es que le haría un favor al gobernador si da un paso al costado-concluyó Mirabella.
Rosario 12

Más noticias en Locales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad