Escándalo en el puente Posadas-Encarnación: qué dicen las escuchas por las que metieron presos a los aduaneros....

Las escuchas telefónicas que sustentan la acusación contra los cinco aduaneros imputados por “asociación ilícita, incumplimiento de los deberes de funcionario público y cohecho” son un manual del folklore fronterizo, pinceladas de lo que todo posadeño sabe que sucede en el puente internacional San Roque González de Santa Cruz entre los funcionarios encargados del control, los paseros paraguayos que intentan traer de todo desde la vecina orilla y los pedigüeños locales que necesitan la luz verde de corruptos de Aduanas para evitar pagar los cánones vigentes para distintos productos.

Escándalo en el puente Posadas-Encarnación: qué dicen las escuchas por las que metieron presos a los aduaneros....

26-10-2017 21:31 hs.

Lo que sigue son fragmentos de desgrabaciones que hicieron expertos de la Policía Federal Argentina, a pedido de la jueza Federal María Verónica Skanata, en base a horas de escuchas de los teléfonos de los acusados, cuatro de los cuales aún permanecen detenidos:
– De un aduanero implicado a otro: “Fijate que sea la notebook nada más. Miralo bien, si tiene algo más, que pague”.
– De un aduanero a un pasero: “No bajen en el puesto, porque lo van a ver de todos lados”.
– De un sospechoso a otro: “Va ir un muchachito para verlo a hablar con vos, ya que quiere traer un equipo de aire”.
– De una conocida a unos de los aduaneros: “Recién me llamó M. y me dijo que te diga que le están por secuestrar unas sábanas y manteles y que le van a cobrar 5.000 pesos. Y, no sé, me dijo que te diga si podías hablar”.
– De uno de los aduaneros a un conocido que había ido a Encarnación a comprar cubiertas: “Si tenés algún problema pegá la vuelta y esperame del otro lado de la casilla”. A los pocos minutos, ese amigo le dice que lo había parado otro aduanero. Entonces el implicado llama a su colega y le pide: “Dejalo pasar, que es compinche mío”.
– De un pasero a un aduanero: “Todo legal?, mañana está ‘blindada’ la frontera?”
– De un aduanero a un pasero: “Hoy no, porque está A. Otro día, de 1 a 7, con los jugadores preparados”.
– De un aduanero a un pasero: “Hoy no, porque estoy en la salida. Está el gordo de jefe ahora, cambiaron”.
– De un desconocido a un aduanero sospechado: “Lo único que tengan cuidado con los de la Federal, están muy metidos”.
En el expediente también está el trabajo pericial hecho sobre los teléfonos de contrabandistas paraguayos arrestados por otra causa, pero que fueron anexadas porque aparecen los mismos funcionarios que están bajo la lupa. Allí hay comunicaciones de ciudadanos paraguayos que arrojan datos sobre cómo es el movimiento en el puente. “Se paga 500 y te adelantás”, dice una mujer en relación a la fila para ingresar a Posadas, a lo que otra le responde que pudo hacer eso luego de pagar “apenas 100”. De los dichos también se desprende que los traficantes conocían a todos los aduaneros (los amigos y los que no lo eran), en qué horarios trabajaban y a quién se podía “manguear”.

Más noticias en ULTIMO MOMENTO

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad