Tensión en el sur: detuvieron a un presunto activista mapuche con bombas molotov

Se trata de un chileno que merodeaba el Escuadrón de Gendarmería 34.

Tensión en el sur: detuvieron a un presunto activista mapuche con bombas molotov

21-10-2017 18:32 hs.

Desde que la familia Maldonado identificó como el de Santiago el cadáver encontrado en el Río Chubut, dentro del territorio de Pu Lof en Resistencia-Cushamen, ubicada en la ciudad chubutense de Esquel, un sector de la Patagonia volvió a vivir momentos de tensión. Anoche, por ejemplo, un ciudadano chileno, presuntamente simpatizante de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), intentó arrojar una bomba molotov en el Escuadrón de Gendarmería 34 de Bariloche, en la provincia de Río Negro.

Eran las 22:40 cuando uno de los suboficiales que estaba de guardia detectó "movimientos extraños" en una de las calles aledañas al cuartel.

Cuando se acercó a observar con mayor detenimiento el desplazamiento del joven, que en su mano llevaba un bidón con un líquido oscuro en su interior, y una mochila azul colgando de los hombros, el hombre comenzó a correr en dirección contraria y abandonando el Fiat 147 en el que había llegado.
La persecución duró pocos minutos. Una vez reducido, se descubrió que en la mochila había dos botellas de vidrio de cerveza y tela en tiras para ser utilizadas como mechas y un encendedor.

Los envases ya habían sido rellenados con lo que después se comprobaría que era nafta súper.

Los documentos que tenía en uno de los bolsillos del pantalón revelaron que se llama Julián David Rosas Mansilla y que su ciudadanía era chilena.

El frustrado atentado contra el Escuadrón 34 se suma a la toma y escrache a la municipalidad de El Bolsón y la manifestación frente al Escuadrón 35 por parte de un grupo de encapuchados vestidos de negro presuntamente activistas de la RAM en esa misma provincia y que ocurrió ayer.

De manera simultánea, otro sector que apoya a esa misma agrupación mapuche que se caracteriza por su violencia tanto en nuestro país como en Chile realizaron un acto y protesta frente al Escuadrón 36 de Esquel, en Chubut.
Ayer, también después de la identificación del cadáver y que el juez de la causa, Gustavo Lleral, que investiga la presunta desaparición forzada por parte de Gendarmería de Santiago Maldonado el 1º de agosto, informara que el cuerpo del artesano no presenta "lesiones", el Gobierno Nacional ordenó, a través del Ministerio de Seguridad de la Nación, reforzar las guardias de todas las fuerzas federales del país, y extremar la vigilancia en los alrededores de la Casa Rosada.

Los vecinos de Esquel y el Bolsón temen que los primeros resultados de la autopsia que trascienden, y que podría moderar la responsabilidad de Gendarmería -aunque en la causa sigue siendo la principal sospechosa por la muerte del joven de 28 años-, generen una violenta reacción del grupo de mapuches vinculados a la RAM que apoyaba Santiago Maldonado y que ese 1º de agosto protagonizaban un corte de ruta frente a Pu Lof Cushamen, no en reclamo de las tierras adquiridas por el empresario italiano Luciano Benetton que reclaman como propias y que tomaron, sino por la liberación de Facundo Jones Huala, el joven "cacique" que espera ser extraditado a Chile donde se lo acusa de haber participado en la quema de una finca dentro de la cual murió carbonizada una pareja.
Pero hay otro segundo motivo por el cual este grupo podría reaccionar de manera violenta. De confirmarse los primeros resultados de la autopsia con los peritajes complementarios, algunos de los mapuches que declararon en la causa y afirmaron ver cómo Santiago Maldonado era golpeado y subido a una camioneta de Gendarmería podrían ser procesados por falso testimonio.

Más noticias en Policiales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad