Un diputado nacional de Cambiemos dijo que "a Nisman lo mató un servicio de inteligencia"

El diputado nacional Waldo Wolff reafirmó su posición acerca de la muerte de Alberto Nisman y hasta redobló su apuesta: aseguró que el fiscal fue asesinado por un servicio de inteligencia.

Un diputado nacional de Cambiemos dijo que

21-09-2017 09:51 hs.

Las palabras del diputado del PRO aparecen un día después de que la gendarmería nacional presentara un informe en el que se sostiene la hipótesis de que Nisman habría sido víctima de un homicidio efectuado al menos por dos personas.

"Desde lo material, a Nisman lo mató un servicio. Alguien con conocimiento con este tipo de armado", afirmó Wolff, en declaraciones a Luis Novaresio en radio La Red.
"En lo intelectual, no lo puedo decir. Esa noche había mucha gente interesada en que el fiscal no tuviera la posibilidad de acceder a allanamientos, indagatorias y otros procedimientos", agregó.


Wolff fue precisamente uno de los primeros actores del ámbito político argentino que defendió desde un principio que el fiscal no se suicidó el 18 de enero de 2015, sino que fue víctima de un homicidio. "Esa certeza la comencé a tener de acuerdo a ciertas pericias que hoy se hacen oficiales con lo de gendarmería. No fue un acto de fe. Es la conclusión que tuve cuando analicé el pretexto, el contexto y las pericias", dijo.
El informe de la gendarmería reveló datos clave: el cuerpo de Nisman presentaba restos de ketamina, una droga con la que se habría impedido que pudiera defenderse. Además, contaba con varios golpes en todo el cuerpo y no tenía deflagración de pólvora en sus manos ni partículas de plomo, bario o antimonio.

"Además, hubo muchísimos llamados de varios personajes de los servicios en horarios donde teóricamente nadie sabía de la noticia. Esas son cosas que a mí me hacen suponer que se trató de un homicidio", afirmó Wolff.

Nisman murió horas antes de comparecer ante la Justicia para presentar una acusación contra la entonces presidente Cristina Kirchner y otros funcionarios públicos por el supuesto encubrimiento de los iraníes señalados como responsables del atentado a la AMIA.

"Esto es una gran película que tiene cuadros que son incontrastables con un homicidio. Son una serie de fotos que no dan ningún lugar a dudas que tiene que ver con un homicidio. Además, hay cuestiones subjetivas, como los custodios que tardan 12 horas, que desaparecieron las huellas digitales de muchos que estuvieron en el departamento, es extraño el papel de Lagomarsino…", aseguró el diputado del PRO.

Más noticias en Policiales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad