• Clima en Rosario
  • Dólar
  • Facebook
  • Twitter
  • WA

Se agrava la crisis en Venezuela

Policías rebeldes secuestraron un helicóptero y se lanzaron dos granadas contra el edificio del Tribunal Supremo de Justicia.

Se agrava la crisis en Venezuela

28-06-2017 10:42 hs.

Venezuela se encontraba esta noche en una situación confusa, con tanques de guerra desplegados en el centro de Caracas y militantes oficialistas asediando la sede del parlamento, luego de que un helicóptero de la policía científica sobrevolara la ciudad y disparara y lanzara dos granadas sobre la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Los tanques, del modelo Dragón 300, salieron del palacio presidencial de Miraflores y recorrieron parte de la zona céntrica de la ciudad, mientras militares se desplegaron en los alrededores del TSJ y se apostaron en sectores aledaños, en la avenida Baralt, informó el diario caraqueño El Nacional en su sitio web.
Paralelamente, decenas de legisladores, dirigentes políticos y ciudadanos reportaban las alternativas de la situación a través de Twitter y otras redes sociales, en las que exhibieron numerosas fotografías de los incidentes.

Mientras tanto, predominaba el nerviosismo en la sede de la Asamblea Nacional (AN, parlamento unicameral), donde decenas de diputados de la mayoría opositora, así como empleados y periodistas, permanecían encerrados, asediados por cientos de simpatizantes chavistas.
Las irregularidades en la AN comenzaron esta tarde, cuando la sesión parlamentaria fue interrumpida a raíz de la entrada en el edificio de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militar) con unas 40 cajas con logotipos del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Tres diputados -Delsa Solórzano, Olivia Lozano y Winston Flores- y un periodista fueron golpeados por los uniformados, que no permitieron que el personal de la AN constatara el contenido de las cajas, que aparentemente transportaban máquinas de las que se utilizan en los procesos electorales.

La GNB es una de las cinco fuerzas armadas de Venezuela y está a cargo, junto a la Policía Nacional Bolivariana (PNB), de la represión de las manifestaciones de protesta que vienen realizándose casi cotidianamente desde principios de abril y causaron 76 muertos y más de 1.400 heridos, según datos oficiales.

Alrededor de las 17 (las 18 en la Argentina), la sede de la AN fue acordonada por cientos de encapuchados vestidos con camisas rojas, que cantaron consignas favorables al gobierno, amenazaron con entrar en las instalaciones de la sede legislativa, detonaron artefactos pirotécnicos y cuatro horas después aún permanecían allí.
“El gobierno es el único responsable de lo que nos pueda pasar”, afirmó el diputado Jony Rahal a El Nacional.

La salida de los tanques y las tropas a las calles, así como los disturbios en la AN tuvieron lugar poco después de que un helicóptero azul, con la sigla del Cicpc (Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas), sobrevolara el centro cívico de la ciudad y disparara y lanzara dos granadas contra la sede del TSJ.
“Dos granadas fueron lanzadas hacia el TSJ, una detonó y la otra quedó en la avenida Baralt; zona tomada por militares; 7.30 pm”, informó el periodista Deivis Ramírez en su cuenta de Twitter.

Poco después se supo que el helicóptero fue secuestrado por un oficial identificado como Oscar Pérez, de 35 años de edad y jefe de Operaciones Aéreas de la División Aérea de la Brigada de Acciones Especiales (BAE) del Cicpc, según reportaron los diarios digitales Notitarde y Caraota Digital.

A Pérez pudo vérselo conduciendo la aeronave y en un video difundido en Instagram, en el que leyó una proclama de oposición al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“Somos una coalición entre funcionarios militares, policiales y civiles en búsqueda del equilibrio y en contra de este gobierno transitorio criminal; no pertenecemos a tendencia política o partidista; somos nacionalistas, patriotas e institucionalistas”, afirmó Pérez en el video.

Aseguró que “este combate” no es con el resto de las fuerzas de seguridad del Estado sino “en contra de la impunidad impuesta por este gobierno” y “en contra de la tiranía”.

"Salgamos a la calle en Caracas al Fuerte Tiuna (la mayor guarnición militar de la capital) y en el interior del país a cada base militar, para que nos reencontremos como hermanos con nuestras fuerzas armadas nacionales y juntos reencontremos a nuestra hermosa Venezuela”, exhortó.

“Estamos realizando un despliegue aéreo y terrestre con el único fin de devolver al pueblo y así hacer cumplir las leyes para restablecer el orden constitucional y es por eso que nos adherimos al artículo 350”, agregó Pérez.

El artículo 350 de la Constitución establece que “el pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

Maduro calificó el hecho como “golpista y terrorista”, y vinculó al piloto del helicóptero con el general Miguel Rodríguez Torres, quien fue ministro de Interior y Justicia al principio de su gobierno y últimamente se distanció del oficialismo.

“Condeno este ataque terrorista y golpista”, dijo Maduro en declaraciones transmitidas por la cadena obligatoria de radio y televisión, reportaron las agencias ANSA, DPA y Reuters.

“Dispararon desde el helicóptero y sobre el Ministerio del Interior; es el tipo de acciones que he venido denunciando”, dijo el mandatario, que esta tarde, en un acto partidario, había amenazado con hacer “con las armas” aquello que “no se pudo con los votos” si cayera la “revolución bolivariana”.

Más noticias en Internacionales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad