• Clima en Rosario
  • Dólar
  • Facebook
  • Twitter
  • WA

Condenaron a 16 años de prisión al "Pollo" Bassi

Está acusado de matar a Juan Pablo Colazo, un joven de Villa Gobernador Gálvez que fue asesinado en 2012 en medio de la guerra por drogas en la zona sur de Rosario.

Condenaron a 16 años de prisión al

15-05-2017 20:15 hs.

Luis “Pollo” Bassi fue condenado hoy en los tribunales de Rosario a 16 años de prisión por el crimen de un joven en Villa Gobernador Gálvez en 2012, en medio de una disputa por territorio para la venta de drogas. Bassi está actualmente preso en el penal de Coronda y en marzo pasado fue absuelto, junto con Facundo Muñoz y Milton Damario, de ser el autor intelectual del asesinato de Claudio Pájaro Cantero, líder de los Monos que fue acribillado el 26 de mayo de 2013 en esa ciudad del sur santafesino.

Esta vez el juez Edgardo Fertita consideró que había elementos para condenar a Bassi. El magistrado dio a conocer esta mañana el veredicto por el crimen de Colazo, que tenía como principal acusado a Pollo Bassi, un personaje que sumó una nueva foja a su prontuario.

Colazo tenía 30 años y fue asesinado de un tiro en la cabeza cuando se encontraba cerca de su casa en Villa Gobernador Gálvez, zona donde dominaba la familia Bassi, con epicentro en la remisería familia Cinco Estrellas.

Por esos días Colazo se escondía de la banda de Bassi porque sabía que lo iban a matar por un tema de drogas. Incluso, el joven llevaba puesto un chaleco antibalas cuando lo mataron y portaba en su cintura una pistola Browning calibre 9 milímetros cromada que no alcanzó a gatillar.

Al momento del crimen se barajaron varias hipótesis por el asesinado: una de ellas lo vinculaba a una interna de la barra de Newell’s. Y otra que la víctima -antes ligado a la hinchada leprosa y que había denunciado a la familia Bassi- buscó venganza luego de ser baleado en una pierna por un problema de narcotráfico.

Además de los 16 años de prisión para Bassi, la Justicia condenó por el crimen de Colazo a 14 años de prisión para Facundo ‘Macaco‘ Muñoz, y tres para Milton Damario, quienes son considerados los sicarios de Bassi.

Los tres fueron absueltos en marzo pasado en el juicio por el crimen de Pájaro Cantero, líder de los Monos y banda rival de los Bassi. Ese fallo provocó un cimbronazo político. Una semana antes Bassi, Muñoz y Damario fueron atacados en una emboscada en la autopista Rosario-Santa Fe, cuando el móvil del Servicio Penitenciario trasladaba a los presos a la cárcel de Coronda.

La investigación del atentado, que está en manos del fiscal Miguel Moreno, no tiene novedades y nunca se pudo ni detener a los autores ni tampoco secuestrar los vehículos en los que se trasladaban para realizar semejante ataque. En la emboscada Muñoz resultó herido en el tórax pero los otros dos resultaron ilesos.

A diferencia de lo que ocurrió con el caso de Pájaro Cantero esta vez Bassi y sus dos sicarios fueron condenados. En aquel juicio se partió de una investigación floja, que se basó en gran parte en escuchas telefónicas en las que nunca quedó probado, según fuentes judiciales, que los tres acusados hayan orquestado un plan para matar a Pájaro Cantero. Y los indicios que surgieron no convencieron a los jueces.

El único testigo del caso era Lisandro Menna, quien esa noche fría y húmeda del 26 de mayo de 2013 estaba tomando whisky en vasos de plástico en la puerta del boliche infinity Night, cuando el líder de los Monos fue acribillado.

Mena se tiró al piso aquella madrugada y logró que ninguna bala lo matara. Pero siete meses después, el único testigo del crimen de Cantero encontró la muerte a unos metros del Casino de Rosario, en la zona sur de la ciudad.

Mientras esperaba que el semáforo le diera la luz verde dos sicarios en moto lo asesinaron de cuatro balazos. Cuando le disparaban Mena tuvo la reacción de huir. Aceleró y su moto embistió a un muchacho que esperaba el colectivo, que falleció en el acto.

Milton Damario y Macaco Muñoz están procesados además por el asesinato de Lucas Spina, un joven de 26 años que murió de cuatro balazos de ametralladora al quedar en el medio de un tiroteo en el barrio La Tablada. Su madre, Norma Bustos denunció a Damario y después terminó muerta por el ataque de dos sicarios en noviembre de 2014.

Más noticias en Policiales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad