Garibay falto a la cita en medio de la polémica desatada....

Desde INFOROSARIO siempre le pedimos explicaciones a José Garibay sobre su relación estrecha con la empresa amiga de las obras del Estado EDECA.

Garibay falto a la cita en medio de la polémica desatada....

03-05-2017 07:42 hs.

Ayer un nuevo episodio deja muchos interrogantes sobre los vínculos denunciados.
El consorcio vial integrado por Supercemento y Edeca, el mismo al que el exgobernador Hermes Binner le adjudicó sin licitación la autopista Rosario--Santa Fe por seis meses, en 2010, se ofreció ayer para volver a operar el corredor por otros cinco años hasta 2022, si es que Miguel Lifschitz le pone la firma. "Es la única oferta", dijo la viceministra de Infraestructura, Teresa Beren, quien consideró el asunto como "prioridad" de la cartera, estimó que la "comisión evaluadora" de la propuesta técnica dictaminará en 20 días y "si supera esa instancia se abrirá el sobre Nº 2 con la oferta económica", que es clave, porque indicará el costo del peaje. Beren alagó a Supercemento: "Es una empresa nacional especializada en la concesión de corredores viales". "A Edeca --agregó-- la conocemos porque trabaja mucho con Vialidad Provincial, tiene obras de repavimentación en Rosario y Villa Gobernador Gálvez y participa en la unión de empresas que se adjudicó el acueducto Rosario".

En el acto, Beren tuvo que poner la cara porque el ministro de Infraestructura, José Garibay, "tenía otras obligaciones". La acompañó el ex administrador de Vialidad Provincial y hoy subsecretario de Auditoría y Control, Omar Saab. El cargo de Beren es secretaria de Coordinación Técnica, pero oficia como la segunda de Garibay, al punto que lo secundó en las dos interpelaciones en la Legislatura, por este asunto.

Se trata del tercer intento de Supercemento‑Edeca para operar la autopista. En 2010, Binner le adjudicó en forma directa una concesión precaria por seis meses después de la salida de Aufe. En ese lapso, participó en la concesión del corredor por diez años, que ganó Arssa (conformada por Milicic, Laromet, Obring, Pecam, Rovial y Vial Agro), a la que ahora Garibay le extinguió el contrato de "mutuo acuerdo" y le condonó la obligación de repavimentar las dos calzadas según diputados del PJ. Y ayer, presentó "la única oferta" para reprivatizar la autopista.

"La licitación plantea dos sobres" ûdijo Beren‑: la oferta técnica que se formalizó y "la económica que se va a abrir en la medida que supere los requisitos técnicos. Lo analizará una comisión evaluadora y si supera esa instancia se abrirá el sobre número dos 2". Esto "es una prioridad para nosotros que puede definirse en 20 días", agregó. Más allá de eso, el contraste quedó a la vista: en la licitación de 2010, que ganó Arssa, la apertura de ofertas (que fueron tres) se realizó en el salón Blanco de la Casa de Gobierno y la presidió el ministro de Aguas y Servicios Públicos Antonio Ciancio (hoy asesor en la Cámara de Diputados). Y ayer, el acto se hizo en una oficina del Ministerio de Infraestructura y Garibay no asistió.

Ante una pregunta, Beren explicó que la extinción del contrato con Arssa y la nueva concesión de la autopista corren por separado. "Para el gobernador Lifschitz era fundamental tomar la posesión del corredor por cuestiones de seguridad y el estado en que se encontraban algunos tramos. El acuerdo precario que tenemos firmado con Arssa y el decreto del gobernador reafirma el fin de la concesión anterior, la existencia de un acuerdo precario hasta tanto tengamos un nuevo concesionario de la autopista. Y este acto se enmarca en esa licitación que nos va a decir si hay un nuevo" operador de la autopista.

"El contrato con Arssa ya se rescindió, el gobierno tomó la posesión del corredor y a partir de ahí, puede repavimentar el corredor y volverlo a concesionar. Se firmó un acuerdo precario con Arssa, que salvo lo que hace al 'mutuo acuerdo' (que Lifschitz ordenó revisar) sigue vigente plenamente. A partir de ahora, con Arssa nos manejamos con un sistema de coste y costas. Arssa tiene todas las obligaciones que tenía hasta la fecha, salvo repavimentar. Y queda pendiente la extinción del contrato hasta que un informe integral verifique si hay razones fundamentadas, como nosotros entendimos, para rescindir por mutuo acuerdo", comentó.

-‑En 2010, se le adjudicó a Supercemento y Edeca una concesión directa de la autopista por seis meses. ¿No es un mal antecedente? --le preguntaron.

-‑Yo no estaba en 2010, lo desconozco.

-‑Fue objetada por el Tribunal de Cuentas.

-‑Desconozco eso. Esta unión de empresas se hizo cargo de la autopista porque Aufe abandonó la concesión --finalizó Beren.

Más noticias en Locales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad