• Clima en Rosario
  • Dólar
  • Facebook
  • Twitter
  • WA

Caso Messi: El descargo llegó a FIFA

El capitán también recordó su trayectoria deportiva "intachable". "No teniendo prácticamente expulsiones en todo el tiempo que me desempeño como jugador profesional de fútbola tanto en mi club como en mi selección. En cualquier caso nunca por ofensas como las descriptas en este expediente", insistió.

Caso Messi: El descargo llegó a FIFA

09-04-2017 14:16 hs.

La sanción

– Sobre el idioma de los protagonistas

Los árbitros no escucharon ninguna expresión injuriosa y cuando se los convocó a ampliar su informe reiteraron la primera impresión que habían tenido. Esa información no fue suficiente para evitar la sanción para el jugador argentino. Es que de acuerdo a la mirada de la Comisión, el asistente no entendió los dichos de Messi porque hablan distinto idioma. Así lo especificó el informe.

"Cabe resaltar que eI árbitro asistente escuchó que el jugador en cuestión se dirigió hacia él pero sin entender el contenido de lo que le estaba diciendo. Según la información a disposición de la Comisión, este árbitro asistente es de nacionalidad brasileña, siendo el portugués el idioma oficial de Brasil. Igualmente, observan que el jugador Lionel Messi es de nacionalidad Argentina siendo el idioma oficial de este país el castellano. Por lo tanto el idioma de ambos sujetos difiere siendo el de uno el portugués y el del otro el español, por lo que las expresiones proferidas por el jugador en su idioma materno, el español, no tienen por qué ser necesariamente entendidas por una persona de lengua materna brasileña".

– Sobre el uso de videos y la lectura de labios

La AFA y Messi se opusieron a la utilización de videos como elementos de prueba. La Comisión especificó que de acuerdo los reglamentos internos, las grabaciones audiovisuales son admisibles y objetó que la Argentina no hubiera ofrecido un registro alternativo. "El hecho de que dichos videos hubiesen sido cortados no tiene efecto sobre el contenido de los gestos y expresiones que se aprecian", replicó.

"Una vez establecida la validez de dichos elementos probatorios, la Comisión pasa a analizar los videos junto con las declaraciones de los oficiales y observa que, de acuerdo al árbitro asistente 1, en el término final del partido, el jugador realizó una serie de movimientos con sus manos "y diciendo algo que en ese momento no entendí'" una vez que este oficial hubo señalado una falta cometida por el jugador. En particular en el video 2 se puede observar en el minuto 00:07 del mismo, cómo eI árbitro asistente levanta el banderín en señal de falta y el jugador mirando fijamente a la cara de este árbitro asistente vocaliza una frase realizando acto seguido un movimiento brusco con su brazo, el cual denota hastío. En relación a este punto, el jugador en su declaración establece que "si alguno de mis dichos hubieran incomodado al árbitro asistente, jamás fueron dirigidos a su persona sino dichos al aire (…)". No obstante Ia Comisión considera que el video es claro, el jugador no miraba al aire sino a la cara del oficial que acababa de indicar una falta en su contra y mientras mantenía un contacto visual, sin apenas parpadear, vocalizaba una frase. Seguidamente, la Comisión observa el contenido de esta frase, y se fija en el movimiento de labios del jugador, que en ningún momento pudo haber sido manipulado por mucho que estuviera el video con subtítulos o a cámara lenta. Es de hecho la repetición de este gesto a cámara lenta la que deja sin lugar a dudas que el jugador profirió las palabras "concha de tu madre" hacia el árbitro asistente 1 al que estaba mirando fijamente".

– La falta de arrepentimiento

La FIFA consideró además como un elemento negativo que luego del final del partido el jugador argentino se dirigiera "hacia los tres oficiales del partido, dándoles la mano a dos de ellos y negándole el saludo al tercero, siento este el árbitro asistente 1, el Sr. Emerson Augusto de Carvalho. No solo el jugador le niega el saludo, sino que realiza un movimiento de desaprobación con la cabeza, lo que respalda e indica una vez más que jugador desaprobaba la actuación de dicho oficial en concreto".

La Comisión resaltó además que el jugador en su descargo no mostró arrepentimiento por su conducta y tampoco pidió disculpas al asistente brasileño, tal vez allí Argentina dejó pasar una posibilidad para lograr una disminución de la pena.

"La Comisión es de la opinión que a pesar de que el árbitro asistente no señalase la falta tras haber oído Ia expresión "concha de tu madre" no significa que la misma no sea ofensiva contra la persona que las recibe. Esto es así puesto que por una parte, y como ya fue mencionado anteriormente, el árbitro asistente no entiende español por lo que no hubiera sido posible que reportase el incidente. Por otra parte, el hecho de que el árbitro asistente 1 no entendiese el contenido de la expresión, que se realizó en el ámbito público, siendo visto por miles de hispanohablantes y grabado y retransmitido a todas las partes del mundo, no significa que no sea ofensivo y atente contra eI honor de Ia persona a la cual se está dirigiendo dicha expresión. No obstante lo anterior, la Comisión recalca que proferir una expresión de semejante carácter contra cualquier persona, se sienta ofendida o no, es sin duda alguna ofensiva al honor y a la deportividad", completó el informe.

Más noticias en Deportes

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad