Ariel Bermúdez: “El jurado popular es la máxima expresión de la democratización de la justicia”

El diputado provincial por la Coalición Cívica ARI, Ariel Bermúdez, valoró que el Poder Ejecutivo provincial decida impulsar la implementación de los juicios por jurados en Santa Fe, tal como fue anunciado desde el Ministerio de Justicia, destacando que el jurado popular permite la participación de los ciudadanos dentro del único poder del Estado donde aún no tienen injerencia, generando más transparencia y control del pueblo hacia el poder judicial.

Ariel Bermúdez: “El jurado popular es la máxima expresión de la democratización de la justicia”

06-04-2017 10:29 hs.

Bermúdez, quien presentó en 2013 un proyecto de ley en esta materia, manifestó que: “el jurado popular es la máxima expresión de la democratización de la justicia. Un cambio de estas características producirá una transformación socio cultural enorme involucrando a la gente con el poder judicial, ya que la obligación de los ciudadanos no estará solo en la elección de sus representantes como sucede con los poderes ejecutivo y legislativo, sino en participar en la administración de justicia, con el gran deber de juzgar a otro”-.

El enjuiciamiento por jurados permite la participación ciudadana dentro del proceso penal con la función de decidir sobre la culpabilidad o no culpabilidad de los acusados, a través de la valoración de hechos y pruebas y no del derecho, facultad que continúa en manos del juez.

El autor de la iniciativa, que fue presentada una vez más recientemente en la Legislatura de Santa Fe, luego de una reunión con las autoridades del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP), la asociación más importante que promueve los juicios por jurados en Argentina, remarcó: “Cuando una persona deba participar como jurado, podrá y deberá decidir sobre el destino de otra, con pleno manejo de la información y conocimiento de las pruebas, determinando el valor que tienen para imponer una sanción. No sólo que todo el proceso será oral y público, sino que los ciudadanos estarán comprometidos en las decisiones que se tomen, volviéndose transparente y confiable lo que suceda adentro de los tribunales y la resolución de los casos, aún de los más conmovedores. Así, la democracia ingresa al Poder Judicial”- puntualizó el legislador-.

“Los jurados garantizan además mayor imparcialidad, dado que se componen con doce integrantes que no son jueces, a veces más preocupados por los efectos de las sentencias en su futuro personal, que en el caso mismo, e incluso para que las resoluciones judiciales sean más accesibles y entendibles, de modo que tanto el acusado como la víctima y sus familiares puedan comprender el proceso que los involucra. El Poder Judicial no es solamente para abogados, es para todos los ciudadanos”- enfatizó Bermúdez, quien se desempeña además como presidente de la Coalición Cívica ARI Santa Fe-.

El proyecto que goza de estado parlamentario en la cámara baja provincial, establece el juicio por jurados populares para el juzgamiento de los delitos penales más graves y para las causas en las que se investigan delitos cometidos por funcionarios públicos, "lo que implica avanzar en la independencia judicial del poder político de turno, estableciendo que los imputados por hechos de corrupción sean juzgados por los ciudadanos”-  explicó el legislador-.

“La democratización de la justicia es una deuda pendiente y Santa Fe puede avanzar como ya hicieron otras provincias. Santa Fe puede hacerlo ahora por la sustancial transformación del sistema procesal penal que lleva ya 10 años con una división clara de las facultades de acusar, defender y juzgar, bien lejano del modelo inquisitorial secreto, escrito y por expedientes, y porque un Estado abierto con participación ciudadana son pilares que marcan el camino en el gobierno provincial”- expresó Bermúdez-.

El juicio por jurados y las provincias

En Córdoba, la ley de jurados fue aprobada el 22 de septiembre de 2004 y está funcionando desde enero de 2005, habiéndose realizado más de 300 juicios. En Chaco, se aprobó en septiembre de 2015 la ley 7.661 de juicio por jurados, lo destacado allí es que se reguló un jurado especial para comunidades indígenas cuando el delito involucre como víctimas y acusados a miembros de los pueblos originarios qom, wichí o mocoví. En Neuquén, el Nuevo Código Procesal Penal establecido por Ley 2.784 en 2011, adopta un modelo de enjuiciamiento con jurados, por el que se han realizado más de treinta juicios. La ley 14.453 de juicio por jurados de la Provincia de Buenos Aires, sancionada en 2013 ya ha provocado más de cincuenta juicios por jurados con gran aceptación. Río Negro sancionó su nuevo código procesal penal que contempla el jurado obligatorio de doce vecinos y veredicto unánime. La CABA, Chubut y La Rioja se aprestan a sancionar este año sus leyes de jurado.

El caso de la Provincia de Buenos Aires

Según información de la Oficina Central de Juicio por Jurados, este sistema mejora la imagen sobre la Justicia Penal. El 90,5 % de los jurados entrevistados luego de intervenir en un juicio manifestó que mejoró su imagen sobre la justicia. La opción relativa a si había empeorado la imagen previa recibió un 0,55%. A su vez, la gran mayoría de quienes participaron como jurados, el 71,91%, quieren volver a serlo. Este dato contrasta con la reacción al ser notificados por primera vez, con porcentajes de entre el 40 y 60% de sentimiento de preocupación o rechazo. Otra conclusión importante es que la falta de conocimientos jurídicos no impide la comprensión por parte de los jurados. Sólo el 11,78% dijo tener algún conocimiento previo sobre proceso penal, pero más del 97% expresó no haber tenido ninguna dificultad para comprender las instrucciones del juez, mientras que el 97,31% dijo también que no tuvo problemas para comprender las exposiciones de las partes. Finalmente, un último aspecto positivo a considerar es que el 83,16% de los convocados manifestó que nunca pensó en excusarse.

Estos cuadros de situación que grafican las estadísticas sólo revela que es posible avanzar en la implementación del juicio por jurados y que es necesario confiar en la participación popular.

Más noticias en Locales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad