"Estos narcos son los asesinos del padre de mis hijos y se van absueltos"

Lo dijo Lorena Verdún, ex esposa de Claudio Cantero, tras conocerse la sentencia que liberó de culpas a tres acusados por el homicidio.

30-03-2017 08:06 hs.

"No sé sé dónde está la Justicia. Estos narcos que están acá son los asesinos del padre de mis hijos, quienes mataron a Claudio «Pájaro» Cantero, y se van absueltos. Nosotros vamos a apelar este fallo", dijo Lorena Verdún, quien fue esposa del jefe de Los Monos y ayer, por disposición del tribunal, no pudo presenciar la lectura del fallo que absolvió a los acusados de asesinar a su marido.

La mujer, quien en su brazo derecho lleva tatuado el rostro de "Pájaro" con la inscripción "Aunque se derrumbe el cielo, sos mi escudo ante el mundo", llegó al Tribunal cerca de las 14 junto a dos allegadas y en la puerta de la Oficina General de Justicia fueron interceptadas por la fuerte custodia que había en el lugar. Entonces debió conformarse con esperar en la antesala de las salas de audiencias, no sin enojarse. "Somos ciudadanas como cualquiera y la audiencia es pública", aseguró una de las mujeres que la acompañaba. Pero los policías le contestaron que debían gestionar su presencia con "el juez", algo para lo que ya era tarde.

"Soy la madre de los hijos de Cantero y voy a esperar. Fui citada a declarar en este juicio, dije quienes eran los asesinos y que Luis Paz puso la plata para que cometan el crimen y ahora no puedo entrar. Yo espero que los condenen a todos", dijo Verdún antes de que se iniciara la audiencia de lectura del fallo. "Acá hubo muchos rumores. Yo no voy al baile, pero se comenta por todos lados que «Macaco» Muñoz y Milton Damario mataron a mi marido", dijo a quien quisiera escucharla.

Lorena repetía a cada periodista lo mismo una y otra vez: "Por algo será que Luis Paz no se presentó a declarar (cuando había sido citado como testigo). Seguramente con otros juicios que se van a dar más adelante van a salir muchas cosas a la luz", agregó. Y a modo de defensa expresó: "Nosotros no tenemos nada de bienes si se compara con lo que tiene la familia de Luis Paz".

"Siempre somos culpables"

"Los Cantero o Los Monos siempre somos los culpables de todo en esta ciudad. Si en vez de acusar a Bassi fuéramos nosotros ya nos habrían fusilado o estaríamos todos presos", afirmó la mujer mientras aguardaba la lectura del fallo.

Verdún y sus acompañantes esperaron pacientemente mientras el juez Julio Kesuani leyó la sentencia. Y cuando todo terminó fueron las primeras en saber de la absolución. Entonces Lorena tomó la palabra: "Tendremos que esperar y vamos a apelar (lo dijo literalmente aunque la familia no es querellante en la causa). Yo estoy segura que fueron ellos los asesinos. No hay Justicia acá. Si un Cantero hubiese estado inculpado le darían perpetua, pero a este asesino hijo de mil putas lo dejan libre. Yo no tengo miedo", aseguró.

"Yo conté en el juicio (al declarar como testigo) que un amigo de Cantero, (Lisandro) Menna (herido en el mismo ataque en el que murió «Pájaro»), los vio cuando lo mataron. A mí no me importa nada. Había pruebas, escuchas, testigos, pero estos son los asesinos. El juez sabía de la resolución y no nos dejaron entrar", dijo con enojo.

La mujer también se refirió al tiroteo que el 21 de marzo sufrió la camioneta del Servicio Penitenciario que llevaba a los acusados al penal de Coronda tras escuchar los alegatos finales del juicio. "Por eso también culparon a los Cantero. ¿Cómo puede ser si nuestra familia está toda presa y éstos libres? Que averigüen qué pasó en ese atentado. Yo creo que viene por el lado de Luis Paz", dijo ya más tranquila.

Verdún también sembró dudas en la causa que investigó el accionar de la banda de Los Monos y que instruyó el juez Juan Carlos Vienna, quien el martes fue denunciado por Ramón Ezequiel Machuca (hermanastro de "Pájaro") por prevaricato y adopción de dádivas (ver edición de La Capital de ayer). "El juez Vienna hizo todo mal desde el primer momento, todo fue armado y a mí me puso en la causa por el simple hecho de ser la ex pareja de «Pájaro». Ese juez se fue de viaje con Luis Paz y resulta que la hija de Paz, Mercedes, fue la última pareja de mi esposo y no aparece para nada en la causa. ¿Por qué no se presenta Mercedes Paz?", se preguntó.

Pero no quedaron ahí sus cuentas pendientes con Paz: "Bassi y los otros fueron los sicarios. Paz pagó", afirmó sin tapujos Verdún. Y agregó: "Yo perdí mucho, hasta una hija (en referencia al accidente en el que falleció Daiana, de 16 años, cuando viajaban a Rawson a visitar a «Guille» Cantero que estaba detenido allí)".

Después, el pasillo de Tribunales fue invadido por defensores, fiscales, periodistas. Las tres mujeres se deslizaron por las escaleras del primer piso y salieron por la única puerta habilitada, la de calle Balcarce. Se alejaron sin llantos, sin insultos y sin escenas dramáticas, como habían comenzado la espera.

Más noticias en Policiales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad