Cavallero ratifico que los colectivos Monticas no estaban habilitados por la CNRT

El diputado Cavallero explicó que la Comisión Nacional de Regulación de Transporte no había habilitado a los micros para dar servicios de pasajeros. "El estado nacional también verificó serias y frecuentes infracciones de la empresa", remarcó.

Cavallero ratifico que los colectivos Monticas no estaban habilitados por la CNRT

29-03-2017 07:49 hs.

El l diputado provincial Héctor Cavallero denunció ayer que los colectivos de la empresa Monticas que protagonizaron la tragedia en la ruta 33 "no estaban habilitados por la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) para prestar servicio de transporte de pasajeros".  El legislador brindó una conferencia de prensa en la sede del Partido del Progreso Social (PPS) de Rosario, donde señaló que "los dominios de las unidades involucradas en el suceso del 24 de febrero son el interno N° 145 radicado en Entre Ríos, dominio LIM 461 y el interno N° 105, dominio LJU 650 radicado en Jujuy, pero no habilitados para prestar servicio de transporte de pasajeros según se puede verificar en los registros de la CNRT".
Otro caso "altamente preocupante que expone la falta de controles y la omisión de los deberes de los funcionarios a cargo del área es el que surge de la simple consulta por el interno de Monticas con dominio EVC 663, cuya registración se halla radicada desde el 20/03/2004 en San Salvador de Jujuy. Según los registros nacionales de la CNRT no se halla habilitado para prestar servicio en ningún lugar del país, sin embargo circuló durante largo tiempo en nuestra provincia".

Cavallero sostuvo que "uno de los colectivos en 2011 funcionaba como interno 7.255 de la empresa Tata Rápido, firma también perteneciente al Grupo Flecha Bus (que es socia mayoritaria y controladora de Monticas). Ya en ese momento tenía labradas varias infracciones. Tiempo después esa unidad fue repintada y sin completarse la tramitación pertinente ni abonar las multas mencionadas comenzó a prestar servicio como unidad nueva de Monticas evidenciando así la inexistencia de los debidos controles".

El diputado informó que "de la constatación de las patentes de los vehículos identificados como prestatarios del servicio de Monticas puede comprobarse que la mayoría no ha sido habilitada por la CNRT y, por consiguiente, no debía ser habilitada por las autoridades provinciales". Cavallero insistió en que "es importante resaltar que en 2016 hubo una resolución del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la República Argentina y en la misma hay una fiscalización realizada en el período junio a noviembre del mismo año. Allí se da cuenta de los graves incumplimientos que en materia de seguridad, higiene y frecuencia de servicios, ha estado incurriendo Monticas". "El estado nacional también había verificado serias y frecuentes infracciones de la empresa y labrado actas en consecuencia", insistió.

Durante la conferencia, Cavallero denunció que, tras la tragedia, el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay, y el secretario de Transporte, Pablo Jukic, afirmaron que "para garantizar la cobertura de los servicios Rosario‑Casilda‑Rosario se colocarían adicionales de la Compañía Santafesina de Transporte, refuerzos de la empresa Los Ranqueles para cubrir las frecuencias que ocupaba Monticas", y que los horarios de frecuencias de las demás empresas no sufrirían modificaciones. "Sin embargo, a simple vista puede comprobarse que nada de eso sucede efectivamente, y coches de Empresa Argentina, Nueva Chevallier y Tata Rápido (todas empresas de Flecha Bus) se han hecho cargo de los servicios, y hasta existen denuncias de usuarios en el sentido de que algunas unidades no entran a la Terminal de Omnibus de Rosario para evitar controles", concluyó.

Más noticias en Policiales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad