Elaskar: “Amo la plata más que la vida”

El financista de la ruta del dinero K rompe el silencio. Vendetta, aprietes y medicación. Los millones que le reclama a Báez.

Elaskar: “Amo la plata más que la vida”

26-03-2017 11:28 hs.

Cualquier conversación sobre Federico Elaskar siempre desemboca en la palabra dinero. Charlar con él, también.“No es que me gusta la plata, me encanta, amo la plata más que la vida misma”, dice. Y agrega que no va a parar hasta vengarse de quienes, según él, lo forzaron a vender SGI, “la Rosadita”, su ex financiera. “Te juro por la memoria de mi papá que no me voy de este mundo sin cobrar la plata que Lázaro me debe”. Según su abogado, José Manuel Ubeira, el monto que debería cobrar su cliente es de US$ 4 millones de dólares. Aunque otras fuentes de su círculo íntimo sostienen que es más del doble.
La plata
Federico Elaskar (32) está procesado por lavado de dinero en la causa conocida como “ruta del dinero K” (en la que Lázaro y elenco habrían “lavado” 60 millones de dólares), sus bienes embargados, está inhibido de realizar operaciones bancarias, tiene sus cuentas cerradas y no puede salir del país sin la autorización del juez de la causa, Sebastián Casanello. Antes, el financista tenía otra vida y casi nadie sabía de su existencia. Pero una noche en abril de 2013 develó los detalles fácticos de una gambeta financiera de lavado de dinero en el programa PPT de Canal 13. Hola, dijo, y el país lo conoció. Y no sólo eso, él era el as de espadas de la movida con su financiera SGI.
Cerca suyo, un hombre con rodete se encargaba del traslado del dinero, “el valijero” lo apodaron. Por esta causa están presos Lázaro Báez, su contador Daniel Pérez Gadín y su abogado Jorge Chueco; los procesados son Leonardo Fariña, Martín Báez, Fabián Rossi, el titular de Austral Construcciones, Julio Mendoza, el contador Claudio Bustos y el empresario Carlos Molinari. Entre los imputados destacan Cristina Fernández de Kirchner y Julio de Vido. El hombre que a la semana de aquella confesión cambió de canal y por América se desdijo y pidió perdón, hace unos días fue sobreseído en una causa menor por amenazas contra sus ex socios de SGI. Noticias lo llamó a su celular y se dio este diálogo.
Noticias: Está contento con la novedad, supongo.
Elaskar: La verdad que sí. No soy ningún santo pero no me mandé ninguna cagada, lo único que hice fue abrirle la puerta de mi empresa a la gente de Báez. Yo tengo la conciencia tranquila. En la Argentina son cientos de millones de dólares los que se mueven a través de financieras. Estamos hablando de un tema tipo cambiario, no de lavado de dinero.
Noticias: Cuando me explica esto es como si dijera: “Todos hacen esto pero mi bronca es que me agarraron a mí”.
Elaskar: Pero me sacaron la empresa. A mí me chupa un huevo que me hayan agarrado. Primero, no me agarraron con las manos en la posta. Son todas suposiciones, yo no aparezco en ningún lado.
Noticias: Parece que la plata le importa más que su salud. Me contó que estaba medicado.
Elaskar: Estoy medicado desde los 18 años y lo voy a estar toda la vida. Tengo trastorno de ansiedad generalizada (TAG). ¿Por qué me metí en este quilombo? ¿Lo hice por salud? ¡No!, lo hice por plata. Mi vida no es la más ortodoxa y la gente puede no compartirlo. Pero sí, yo lo hice por plata.
Como parte de su estrategia de defensa, Ubeira espera que los psiquiatras afirmen que Elaskar no está en condiciones de ir a juicio oral. “En su familia hay antecedentes de suicidio. Federico es depresivo” explica. El equipo que defiende a Elaskar está compuesto por seis abogados, tres contadores y dos peritos.
Noticias: ¿Cómo hace para cubrir todo esto?
Elaskar: Rompiéndome el traste.
Noticias: Pero tengo entendido que no está trabajando.
Elaskar: Eso no importa, no estoy trabajando ya que me dedico a mi causa plenamente.
Noticias: ¿Cómo que no importa? Sí importa.
Elaskar: Vos me estás contando las costillas. Yo no te pregunto cuánta plata tenés guardada. Cuando son quilombos grandes, los abogados te buscan por la magnitud del caso. Tuve tiempo y guardé mucha plata. Lo tengo cubierto.
Lo que llama la atención de lo que dice Elaskar es que el propio financista no pudo cubrir una deuda que tenía con AFIP de $3,4 millones por lo cual en noviembre del año pasado la Justicia decretó su bancarrota.
Noticias: ¿En qué se parece a Leonardo Fariña?
Elaskar: Yo no soy Fariña, él iba por el bronce, las minas y la Ferrari. Yo iba por el oro. La vida sin plata es aburrida. Tengo un amigo que tiene un yate, lo llena de putas y te puedo asegurar que nunca se deprime. La guita lo disimula todo.
Dice Federico Elaskar: “yo me muevo en el mundo del dinero” y hoy ese mundo parecería haberlo inmovilizado. Rodeado de policías de civil que lo protegen las 24 horas, el ex dueño de SGI, “la Rosadita”, ha engordado varios kilos y casi no sale de su departamento en Puerto Madero. Allí el financista hace cuentas de lo que podría haber ganado o ganará. Porque, en su mundo, se ama la plata más que la vida.

Más noticias en Nacionales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad