Ernesto Sanz en boca de la política pero Marcos es inamovible

Hay un clamor en sectores radicales. Hasta peronistas negociadores creen que su incorporación al gabinete sumaría mucho. La movida tiene su límite.

Ernesto Sanz en boca de la política pero Marcos es inamovible

13-03-2017 08:25 hs.

Ernesto Sanz en uno de los principales constructores políticos de Cambiemos. Sin embargo, a un año de gobierno sus acciones son limitadas a ser un consejero del presidente.

Hay presiones cada vez más fuertes para que su impronta sea transferible a un cargo ejecutivo. Los que quieren más política y menos marketing, advierten que el mal momento del gobierno abre una oportunidad para un cambio central.

Al contrario de estos deseos, la mesa chica del presidente no duda: “el presidente es Marcos y Marcos en es presidente”.

Sanz tuvo la oportunidad de acceder a un cargo menor de arranque,  desde sus posibilidades de influenciar el camino del gobierno y la rechazó con una carta que aun se sigue discutiendo sus verdaderas razones para no haber aceptado.

Dijo en ese momento :”para poder ayudar a otros a ser felices ,uno mismo debe encontrar su propia felicidad”.

“Le soy más útil a Macri fuera del Gobierno”, cuentan ahora, en la UCR, que es la muletilla que repite ante las versiones de su inminente ingreso a la Rosada. Otros despotrican por hacerlo “responsable” de una sociedad que no encuentra el rumbo.

Algún sector empresario como Techint alienta su avanzada, que por ahora se tradujo en el desembarco en el Banco Nación de dos mendocinos de su ala política.

Entre los políticos de Cambiemos Gaby Michetti y el filo peronista del Pro, Diego Santilli, son hinchas del ingreso de Sanz a “jugar dentro de la cancha”.

Para el Tridente y Jaime Duran Barba opinan que un incorporación de estas características atentaría contra la “pureza” del proyecto, es decir sin la interferencia de partidos tradicionales, y además agregan sería poner  al gobierno en un espejo con la Alianza.

Para esto Macri tiene una propuesta elegante. Pretende que Sanz vaya de candidato a diputado por Mendoza y que luego reemplace en la presidencia de la Cámara a un Emilio Monzó , que le resulta molesto.

Más noticias en Política

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad