A la C.G.T “le robaron los trapos”

Los incidentes en el cierre de la Marcha de la CGT abrieron teorías conspirativas. El breve aleteo del gobierno y un clásico de los 70: ortodoxia vs izquierda.

A la C.G.T “le robaron los trapos”

09-03-2017 16:03 hs.

En un par de minutos una buena noticia para el Triunvirato, sobre la masividad de la convocatoria, se transformó ante una decena de violentos en casi su partida de defunción. Es que el terceto: Daer, Schmid y Acuña nunca despertó convicciones de continuidad dentro del frente de Azopardo, sino más bien se vivía como una transición amable para no romper con el gobierno de Macri.

Los dichos del verborrágico Pablo Moyano sobre “no nos van a venir a apurar un par de remiseros” son una puesta en escena de la indignación interna por el resultado de la ofrenda de abandonar un palco a las corridas y “entregarlo” al troskismo.

Los Popes salieron corriendo hacia el sindicato de Comercio a refugiarse, traducido en el código campera de cuero o barra brava, “le robaron los trapos”. La idea de que “esto no va a quedar así”, remite al peor recuerdo de los 70.

El precio que le viene haciendo la CGT al gobierno por la no convocatoria a un paro general quedó en off side. La semana próxima se anunciará un paro para el próximo 4 de abril.

Las imágenes de la toma del palco muestran al grupo de activistas destrozando el atrio que dicen lo llegó a utilizar el General Perón. Entre ellos llamó la atención un grupo identificado con las banderas de la linea 60 de colectivos.

Los empresarios de esa línea vienen padeciendo acciones gremiales violentas hace meses y mostrarían pronto vídeos de estos grupos radicalizados con acciones violentas dentro de la unidad de trabajo.

Las teorías conspirativas ruedan sobre el asfalto del poder. Que a Moyano grande le conviene todo esto para retomar la centralidad de su poder sindical o que el kirchnerismo está detrás de cada acción violenta. Pensar que el gobierno puede capitalizar en forma positiva el breve aleteo es una picardía que solo abreva en  el marketing Pro.

La disyuntiva de Macri es si empuja al mayor desprestigio de los Gordos debajo están las bases de izquierda que piensan que cuanto peor se puede estar mejor.

Más noticias en Gremiales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad