El Concejo Funes insatifecho con Barreto

"En obras y servicios le pongo un cero”, pegó Santacroce. Dolce le criticó al intendente su "falta de amor y trabajo”. Rímini habló de "performance muy mala".

El Concejo Funes insatifecho con Barreto

09-03-2017 06:54 hs.

InfoFunes
El Intendente Diego León Barreto abrió anoche el año legislativo, con el discurso de apertura de Sesiones en el Concejo Municipal. Hizo un balance de su gestión durante el 2016: “un año problemático para las finanzas públicas de todo el país”, definió León, uno de los pocos intendentes del mismo signo político que el gobierno nacional. Se apuntó como logro el estabilizado de 455 cuadras, 20 mil metros lineales de zanjeo y que desde su gestión se trabajó “fuertemente en recolección de residuos, reposición de luminarias y corte de malezas”.

En cuanto a los anuncios para el año legislativo que arranca, insistió en las 80 viviendas sociales que el Municipio está gestionando ante Nación y algunos convenios. Remarcó la continuidad de políticas en seguridad, cultura y educación. Si bien no enumeró grandes proyectos, el Intendente se mostró entusiasmado y confiado en que este 2017: “Aunque muchos se resistan al cambio y pongan piedras en el camino, vamos a avanzar”.

León cerró su discurso y se despidió del recinto: “Espero que este año electoral las estrategias políticas y las especulaciones de campaña no obstaculicen todo el trabajo que estamos realizando”.

La apreciación de los concejales sobre el discurso fue en términos generales, de insatisfacción. El presidente del Concejo Carlos Olmedo declaró: “El discurso fue bastante optimista. Es verdad que se hicieron arreglos en 400 cuadras, se deberían haber hecho 800. Si, en algunos puntos le reconozco que se ha trabajado mucho, como en las obras hídricas, somos unas de las pocas ciudades que no han sufrido inundaciones, eso hay que reconocérselo”.

Olmedo opinó también sobre las palabras con las que cerró el intendente y las entendió dirigidas a algunos ediles que terminan su mandato este año, “no es mi caso”, aclaró y agregó: “Me considero oposición dentro del mismo partido, resaltando lo que se hace bien y estando en contra de lo que no se hace tan bien”.

Roly Santacroce fue categórico: “Si yo me tengo que basar en todo lo que dijo, le pongo un diez, porque viven anunciando. Ahora bien, en obras y servicios le pongo un cero”. Dijo que le “cuesta muchísimo creerle” a Barreto. Y plantó posición con respecto al año electoral que arranca, en el que él mismo deberá juntar los votos necesario para renovar su banca: “Nosotros lo hemos acompañado durante todo el año, pero no tiene nada que ver la política con la campaña política”.

Juan Ignacio Rímini también tuvo una postura muy crítica en cuanto al análisis que hizo el Intendente: “Fue un discurso lleno de expectativas y promesas y de justificaciones de las carencias del Municipio. Un discurso en un año electoral en el que se realzan aspectos de áreas que realmente han tenido una performance muy mala”.

“Considero que el análisis que hizo de su gestión durante el 2016 fue totalmente desacertado”, expresó el edil y avanzó sobre los anuncios para el 2017: “Brega por la llegada de fondos nacionales, pero con los recursos propios el intendente ha demostrado ser ineficiente e incapaz”.

Otro que fue muy crítico en su posición fue Luis Dolce, integrante del bloque PRO: “Si hubiesen trabajado fuertemente en recolección de residuos, luminaria y corte de malezas, como dijo, la basura y los yuyos no nos taparían y la luminaria, alumbraría. El Municipio no brinda ningún servicio de manera eficiente”.

Sobre la mención que Barreto hizo sobre el año electoral, Dolce (que finaliza su mandato este 2017) dijo: “Lo que creo es que el intendente chicanea con lo del año electoral para minimizar las críticas que se le hacen. Críticas que son tan reales como su falta de amor y trabajo por la ciudad”.

Juan Míguez fue durísimo con su análisis: “No coincido en el 80% de lo que dijo, para mí son todas mentiras. Lo que va a hacer no puedo decir si lo va a hacer o no, pero lo que dijo del 2016 para mí son todas mentiras. Habló de 450 cuadras arregladas, yo que camino la ciudad todo el día, tengo contabilizadas 63 y no dijo que hay 1800 cuadras rotas”, dijo el justicialista y agregó: “realmente tengo muy poca confianza en el futuro de esta gestión”.

Como contracara, la concejala del Frente Progresista Ana Martelli se declaró optimista sin dejar de marcar algunas falencias: “Lo que dijo en parte fueron verdades, pero en otras faltó. Reconoció errores y el mismo dijo que de los errores se aprendió”.

Martelli (que también finaliza su mandato) se contagió del espíritu discursivo de Barreto: “Yo noté un punto y aparte, con todas las garras y con todas las fuerzas, lo vi muy alentador y estoy muy contenta porque me gustó lo que él dijo. Yo como concejal apunto a ayudar para que el beneficio se vea”.

Más noticias en Región

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad