Científicos del Conicet marcharon contra el ajuste

Trabajadores y becarios denuncian una poda del 30 por ciento en el presupuesto y precaridad. La protesta se dio en el marco de un plan de lucha nacional.

Científicos del Conicet marcharon contra el ajuste

16-02-2017 07:11 hs.

En el marco del plan de lucha aprobado por el 2º Plenario Nacional de Ciencia y Técnica que se realizó hace diez días en Buenos Aires, los trabajadores, becarios y contratados del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) que desarrollan su labor en Rosario llevaron sus protestas a la peatonal. Allí recordaron la situación precaria en que quedaron 508 científicos (20 de ellos rosarinos) que, pese a haber sido evaluados positivamente para ingresar este año a la carrera de investigador, aún no fueron incorporados y sólo lograron que se les prorrogaran sus becas. Ese no fue el único reclamo. Los manifestantes también denunciaron una poda del 30 por ciento en el presupuesto global del Conicet y la contratación de empleados bajo el "artículo 9", que los deja sistemáticamente en condición de inestabilidad laboral.

Los reclamos incluyeron el pedido de mejoras salariales y el reconocimiento de becarios y contratados como trabajadores, lo que en los hechos implicaría poder contar con el paraguas de un convenio colectivo, llamado a paritarias, aportes patronales, pago de aguinaldos, reconocimiento de antigüedad y cobertura de obra social para sus familias, entre otros beneficios.

El becario y delegado de ATE-Conicet Pablo Rullo recordó que la protesta de ayer sigue levantando la problemática de quienes fueron aprobados para ingresar a la carrera del Conicet, pero aún no pueden lograrlo.

"Lo único que se consiguió fue que se les extendieran las becas (posdoctorales) hasta diciembre próximo y luego se verá", advirtió. Es que por ahora "sigue firme" la intención del gobierno de Mauricio Macri de frenar la incorporación de nuevos investigadores al Conicet.

En lugar de eso, recordó Rullo, el Ministerio de Ciencia y Tecnología —a cargo de Lino Barañao, paradójicamente en la misma función que ocupó durante el gobierno anterior, pero con un ostensible cambio de política— "insiste con reubicar" a los investigadores en otros lugares, como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), el de Tecnología Industrial (Inti), la Comisión Nacional de Energía Atómica (Conae), las Universidades, empresas públicas, mixtas y hasta privadas.

Políticas, recordó, que contradicen el Plan Argentina 2020, cuya meta estratégica era llegar a 5 investigadores por cada mil habitantes de la población económicamente activa.

José Giavedoni, también investigador de Conicet, docente de la UNR y delegado de Coad (gremio de los profesores universitarios), recordó que el recorte presupuestario del orden del 30 por ciento llevó a que "hasta los mismos miembros del directorio (del organismo) admitieran que se pone en serio riesgo de funcionamiento al organismo".

Otro de los manifestantes, Felipe Elías, recordó la situación especialmente precaria de quienes revisten en el organismo bajo el "artículo 9", una forma de contratación "que cuando asumió el gobierno de Macri se prorrogó tres meses y, gracias a la movilización, luego se logró que extender un año más".

"Pero si el recorte sigue, fuimos", sintetizó Elías, miembro del Instituto Rosario de Investigaciones en Ciencias de la Educación (Irice, uno de los 14 centros científicos que dependen de Conicet Rosario), sin que ello represente legalmente un despido pese a llevar años contratados.

"Pero si el recorte sigue, fuimos", sintetiza Elías, miembro del Instituto Rosario de Investigaciones en Ciencias de la Educación (Irice, uno de los 14 centros científicos que dependen de Conicet Rosario), sin que ello represente legalmente un despido pese a llevar años contratados.

En el Centro Científico Tecnológico Rosario se desempeñan alrededor de mil personas, la mayoría de ellas becarios e investigadores (cerca de 850), a los que se suman personal de apoyo y administrativos.

Los reclamos son variados e incluyen especificidades según cada sector. "Pero lo básico es reclamar un convenio colectivo para todos los trabajadores de Conicet, paritarias, procesos transparentes de evaluación con veedores, órdenes de mérito públicos y otras cuestiones de fondo", aseguró Rullo.

Con estos y otros planteos, el 1º de marzo impulsarán otra movida en simultáneo con el inicio de las sesiones legislativas en la Nación y las provincias para reclamar una "ampliación del presupuesto" para ciencia y tecnología. Luego también se sumarán a las protestas docentes.

Más noticias en Locales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad