El Tubi y el abogado Cella una historia

La acusación surge de escuchas realizadas a Tubi Segovia, de la barrabrava de Newell's, y acusado por instigar el crimen de una chica, a la que confundieron con su hermana. El asesinato fue para impedir que reconocieran al convicto. Cella fue liberado bajo fianza de un millón de pesos.

El Tubi y el abogado Cella una historia

04-02-2017 07:53 hs.

En  medio de un Tribunal revolucionado por su detención, el abogado penalista Marcos Cella fue imputado ayer como partícipe secundario del homicidio de la hermana de una testigo crucial para esclarecer un crimen. Por la noche, el juez Gonzalo López Quintana ordenó la libertad; pero le impuso caución por un millón de pesos. "Se le atribuye haber prestado cooperación sin la cual su cliente Rubén "Tubi" Segovia no habría podido instigar el homicidio de Lorena Ojeda, de 16 años", dijo el fiscal Luis Shiappa Pietra, quien dio a conocer cinco escuchas previas al crimen de la adolescente; y habló de 10 mensajes de texto entre ambos. El hecho de sangre ocurrió a las 23 horas del 16 de diciembre, cuando los autores materiales fueron enviados a matar a Brisa Ojeda -por órdenes de Segovia, desde la cárcel-, pero terminaron asesinando a su hermana. Tubi es barrabrava de Newell`s Old Boys, y fue recapturado en octubre pasado, por no regresar de una salida transitoria en una causa por portación de armas, en la que está condenado. "El cliente de Cella le pidió que haga fracasar una rueda de reconocimiento" y luego el abogado se reunió con el fiscal de esa causa, Ademar Bianchini, "engañándolo" para posponer la medida judicial. El letrado se defendió y negó haber participado del homicidio.

El entramado es complejo. La hermana de Lorena, Brisa Ojeda, fue testigo del homicidio de su pareja Jonatan Rosales, en junio de 2016, y señaló a Segovia como partícipe. Entre las medidas que dispuso el fiscal Bianchini, había una rueda de reconocimiento pautada para el 14 de diciembre pasado, a la que Segovia no quería ir. En ese contexto, "organizó un plan para evitar que se realice la medida, de la cual el abogado fue parte. Cella se comunicó con Segovia para indicarle cuál era la causa, el rol que le iban a achacar y los datos de la persona reconociente. Se entrevistó con Bianchini el 14 de diciembre para posponer la rueda y engañó al fiscal para que la medida fracase", dijo Schiappa Pietra. También le achacó haber aconsejado a Segovia para que rompa el chip desde le cual se estaban comunicando, según consta en mensajes de texto y escuchas. "Todo a sabiendas de lo que estaban planeando", dijo el fiscal. Es que Segovia instigó a terceras personas para que asesinen a la testigo, la noche del 16 de diciembre, cuando dos autos y una moto se presentaron con varias personas en la casa de Vera Mujica al 2900 para darle muerte a Brisa. Se asomaron a la casa, preguntaron si estaba Brisa, pero quien salió fue Lorena y terminó baleada aquella noche. Murió el 21 de enero pasado.

Una de las escuchas, del 13 de diciembre, refleja lo que Segovia dijo que iba a hacer, en una comunicación con su abogado. Tres días después, se concretó.

Marcos Cella: -‑(La rueda) es por lo de Jonatan. Es una tal Brisa Ojeda.

Rubén Segovia: -‑Y yo no puedo, no podemos parar de cualquier manera que yo no salga. Decí que yo no declaré, que a mí no me avisaron nada. Fijate si lo podes parar, y yo la hago hablar. ¿Me entendés?

C.: -‑¿Para cuándo te dijeron?

S.: -‑Y para mañana, me dijeron los similares. Amplialo para la semana que viene. Yo veo si la hago desaparecer.

C.: --¿Me escuchás, me escuchás? Vos le decís "mi defensor es Marcos Cella y no voy a salir si él no está"; y yo no aparezco.

Sin embargo, en su declaración de ayer, el abogado dijo que sí se presentó a la medida, pero que ésta se reprogramó por acuerdo con el fiscal Bianchini, ya que Cella tenía un problema personal del que decidió no hablar. "El `la hago desaparecer' yo no lo escuché porque estaba hablando encima. Muchas veces los presos piden cambiar la fecha de un reconocimiento para que les dé tiempo a cambiar la apariencia. Se hace todo el tiempo. Yo no engañé al fiscal", aseguró el letrado, que manifestó sentirse "muy mal" y dijo que está preso en un buzón de Piñero. "De donde tantas veces intenté sacar a mis clientes, porque entiendo que es el peor lugar donde un preso puede estar", dijo. También rechazó los dichos del fiscal y dijo que "se está forzando una situación con el afán de perjudicar o generar un logro político. Jamás tuve problemas como éste, y nunca actué con dolo homicida", aseguró. Su abogado, Gabriel Navas expresó que es "una barbaridad" la detención de quien llamó su "amigo".

En tanto, la calificación penal que le imputó el fiscal fue la de "partícipe secundario" del delito de homicidio calificado por la participación de dos o más personas y por criminis causa (para ocultad otro delito). Además, remarcaron que el teléfono intervenido era el de Segovia; y negaron que se haya intervenido una llamada de secreto profesional, ya que "el imputado no le estaba pidiendo a su abogado un consejo profesional".

Entre la evidencia, la fiscalía cuenta con pruebas sobre las heridas de la acusada, testimonio del padre de las dos hermanas que declaró que a las 23 estaba a la vuelta de su casa cuando vio que pararon dos autos y una moto. "Escuché aproximadamente cuatro detonaciones. Volvieron a los autos y se fueron", dijo sobre los autores materiales, que no están detenidos. El hombre lo relacionó rápidamente con la rueda de la que debía participar su otra hija y que había sido postergada para el 19 de diciembre.

El fiscal se basó en cinco conversaciones telefónicas entre Cella y Tubi. "En las mismas se da cuenta de que pidió cambiar la fecha de la medida judicial, tras el pedido de su cliente", reiteró Schiappa Pietra. Para el fiscal surgen cuestiones concretas. "Es totalmente direccionado a evitar la rueda de reconocimiento, y en un contexto muy particular: con información fehaciente que le transmite el cliente para que le suspenda la medida así hace algo con esta chica. Le dice pasala para la semana que viene y yo la hago desaparecer. También plantea que no le da tiempo para trabajar. Se entiende perfectamente por dónde pasa el diálogo", consideró. El fiscal aseguró: "El conoce a sus clientes y sabe quiénes son. Sabía que esto podía suceder y brindó el escenario propicio para que se lleve a cabo y Segovia pretendía mejorar su situación procesal".
R 12

Más noticias en Policiales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad