Nejamkis: quién es el amigo y "operador" de Stiuso que manejó la pauta oficial de CFK

Fue funcionario kirchnerista durante 10 años. Hoy se muestran juntos y dicen estar unidos por la amistad. De la Universidad al mundo del espionaje.

Nejamkis: quién es el amigo y

31-01-2017 07:27 hs.

Su  apellido se popularizó en el mundillo de los periodistas y las empresas de comunicación durante el segundo mandato de Cristina Kirchner. Lucas Nejamkis era uno de los dos hermanos que escoltaban al entonces jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y tenían en sus manos el poder de la pauta publicitaria. Formados en el Frepaso universitario, llegaron a manejar un arsenal de propaganda que rondó los $ 800 millones anuales y edulcoró la relación del kirchnerismo con los medios afines y/o propios.

Lucas fue funcionario kirchnerista durante más de 10 años, primero como subsecretario de Gestión y Empleo Público y después como secretario de Comunicación Pública. Cuando el ahora senador del PJ-FPV le dejó su lugar a Jorge Capitanich, a fines de 2013, el menor de los Nejamkis –nacido en 1977– se recluyó en el sector privado y pasó al olvido, como uno más de los funcionarios que un día están en la cima y al otro retornan a la condición de intrascendentes.
Pero Nejamkis no dejó la política, ni resignó los contactos que cosechó durante su estadía en la Casa Rosada. Se aferró a los vínculos que había tejido desde el gobierno y se mantuvo cerca de un todopoderoso con una historia tan frondosa como oscura en la ex SIDE. Antonio “Jaime” Stiuso lo sobrevivió en el esquema kirchnerista durante por lo menos un año, lo convirtió en un hombre de su confianza y le dio cobijo.

Tanto que en la disputa entre espías que se libra ante las narices del gobierno de Cambiemos algunos lo mencionan como un operador privilegiado del enigmático Stiuso. Le atribuyen haber comandado tareas resonantes con las que el ingeniero que fue la sombra de Alberto Nisman golpea cada día en los medios y en los juzgados.
Se dejan ver juntos en una zona en la que se mueven empresarios y políticos influyentes. Salen a comer en restaurantes como Selquet, Dashi y Rond Point, el café de Figueroa Alcorta al 3000 que queda frente a Canal 7 y parece salido de las películas de Olmedo y Porcel.

Ahí mismo, donde el menemismo se soñó eterno, Nejamkis solía reunirse con otro ex funcionario que llegó del Sur con el traje de kirchnerista: Francisco “Paco” Larcher.

Larcher fue desterrado junto con Stiuso por no haber informado a Cristina Kirchner lo que cualquiera lector de diarios sabía: que Sergio Massa sería candidato a diputado por fuera de las fronteras del Frente para la Victoria.

La pericia del ex señor 8 fue tanta que logró transformar la vecindad con Silvia Majdalani en el country Abril en un amistad que hoy les sirve a todos: Majdalani ocupa ahora el mismo sillón que tuvo Larcher y goza de la antipatía persistente de Elisa Carrió desde hace cinco años.
Como Larcher, el hombre que mejor se adaptó al reinado de Stiuso, Nejamkis también se acercó a Massa y hoy revista en las filas del Frente Renovador.

Nejamkis y Stiuso no desconocen el puente que los une y dicen ser amigos. Pero niegan trabajar juntos, como afirman desde el kirchnerismo.

Según publicó la revista Noticias, en diciembre pasado Nejamkis acompañó a Stiuso a Bahía Blanca en un avión Cessna Citation, propiedad del empresario Gustavo Elías, que quería contratar los servicios del ex jefe de Contrainteligencia.

Vetintitrés años mayor que Nejamkis, Stiuso tuvo actuación durante la última dictadura militar, cuando el ex funcionario de la jefatura de Gabinete recién comenzaba a gatear. Fue el kirchnerismo el que los puso en sintonía. El ex ladero de Abal Medina sintió temprano una fascinación por el inframundo de los servicios de inteligencia y logró además una llegada especial a algunos juzgados del edificio de Comodoro Py.

En estos días fue mencionado como uno de los alfiles por los que pasó el famoso audio en el que Cristina Kirchner sindica como “pelotudo” al ex jefe de los espías con el que pretendió jubilar a Stiuso.   

Cerca de Nejamkis niegan de todas maneras que Stiuso precise de sus servicios en un momento de auge y hasta de "prestigio" como el que atraviesa: recibe la misma pleitesía que una legión de ex funcionarios kirchneristas que –con el sólo hecho de dar el salto– superaron el desafío de la blancura.

Afirman que no tienen nada que hacer al lado de Javier Fernández, uno de los miembros de la Auditoría General de la Nación que más trabajó para el kirchnerismo.

Sin embargo, el "amigo" de Stiuso tiene lazos con otros dos ámbitos en los que la política también respira: el mundo sindical del tiempo en que era subsecretario de Empleo Público y el mundo universitario, en el que se formó y en el que conserva otra amistad en ascenso, la de Emiliano Yacobitti, secretario de Hacienda y Administración de la UBA, además de titular de la UCR porteña y mandamás de la ex Franja Morada en la Facultad de Ciencias Económicas.
Yacobitti es el principal armador de Martín Lousteau en la ciudad de Buenos Aires y uno de los que respalda el intento del embajador en Estados Unidos por reincidir en la batalla contra Horacio Rodríguez Larreta este año y en 2019. Blanco de denuncias de todo tipo, estuvo imputado por enriquecimiento ilícito, administración infiel y lavado de dinero por haber contratado desde el Hospital de Clínicas de la UBA a proveedoras de medicamentos e insumos con las que estaba relacionado.

Aunque después siguieron caminos distintos, Nejamkis y Yacobitti fueron parte de la generación que gestó en la universidad la alianza entre el Frepaso y la UCR que en 1999 llegó al poder central.

Cuando se fue del gobierno de CFK, Nejamkis trabajó dos años en la UBA hasta que fundó una consultora que se dedica a "servicios de asesoramiento, dirección y gestión empresarial". Ahora, se muestra cerca del todopoderoso Stiuso.

Más noticias en Nacionales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

21-09-2017 08:30 hs.. La herencia del Momo Venegas: Acusaciones de faltantes millonarios y testaferros que no cumplen...

21-09-2017 08:17 hs.. Rogelio Frigerio: “Las obras ahora son sinónimo de esperanza, no de corrupción”

18-09-2017 09:48 hs.. Control de los regalos, el patrimonio de sindicalistas y conflicto de intereses: la nueva ley de ética pública que impulsa el Gobierno

16-09-2017 09:22 hs.. Aldo Rico salió a apoyar a Patricia Bullrich por el caso Maldonado

15-09-2017 07:14 hs.. La comunidad Mapuche por dentro

Le dio un piedrazo en la espalda. Caso Maldonado: Gendarme declaró que hirió a un manifestante

10-09-2017 09:12 hs.. Valen US$ 130 millones las tierras en disputa en las estancias de Benetton

09-09-2017 09:47 hs.. Martín Bossi estalló: “La grieta me tiene los huevos llenos”

06-09-2017 19:21 hs.. Un ex espía y ex funcionario de Montenegro, involucrado en la mafia de los contenedores

05-09-2017 08:37 hs.. Preocupación entre los Gobernadores por el congelamiento en las obras públicas

01-09-2017 07:32 hs.. Caso Maldonado: "Necesito saber si la sangre que quedó en mi camisa es de él"

31-08-2017 16:11 hs.. En Argentina 116 terminales portuarias funcionan sin habilitación

30-08-2017 09:07 hs.. El Gobierno cambia el foco y se involucrará en el caso de Santiago Maldonado

28-08-2017 23:08 hs.. El exdueño de Tiempo Argentino, Mariano Martínez Rojas, contó cómo se lavaba plata durante el kirchnerismo

28-08-2017 19:25 hs.. Compadre de Angelici sigue ganando licitaciones

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad