Sin acuerdo: Colón exige todo el contrato de Paolo

Por ahora, las reuniones de los abogados —los dos clubes y el profesional que asesora a Montero— no tienen humo blanco. El DT charrúa no podría dirigir a Central.

Sin acuerdo: Colón exige todo el contrato de Paolo

16-01-2017 10:02 hs.

Mientras en Rosario los dirigentes de Central ponen en funcionamiento otra vez la maquinita de contar dinero —estaría casi vendido Montoya al Genoa de Italia en 5.5 millones de euros—, en Santa Fe quienes manejan los destinos de Colón (dirigentes y el Órgano Fiduciario) endurecen la postura en la negociación para rescindir el contrato vigente con el uruguayo Ronald Paolo Montero. Por ahora, de acuerdo con lo que averiguó El Litoral, las partes están muy lejos en llegar a un acuerdo.

Con la vuelta del presidente José Néstor Vignatti desde el exterior, se sucedieron en las últimas horas las reuniones entre el abogado de Rosario Central, el abogado personal de Paolo Montero y los profesionales que puso Colón en acción por este tema. Si bien “Rosario siempre estuvo cerca”, como reza la canción del canalla Fito Páez, acá hay que decir que en términos económicos el acuerdo siempre estuvo lejos.

Como se sabe, el uruguayo Ronald Paolo Montero estampó su firma como técnico de Colón por toda la temporada, es decir hasta el mes de junio de este año. Luego de la última fecha, donde fue goleado por Boca en La Bombonera, comenzaron los rumores de un posible alejamiento. Y el domingo de Navidad, el mismo Montero llegó desde Uruguay para decirle a Vignatti y Darrás que presentaba la renuncia porque tenía dos ofertas superadoras del fútbol argentino. Finalmente, Rosario Central le ganó la pulseada a Independiente y Montero fue presentado a los medios como el nuevo técnico canalla en reemplazo de Eduardo Coudet.

En el medio de las primeras charlas, comenzaron a generarse cuestiones que no hicieron más que “embarrar” la cancha:

—1) Un par de jugadores del plantel profesional de Colón reconocieron que fueron “sondeados” por Paolo Montero para llevarlos a Rosario Central como refuerzos en este mismo mercado de verano (hay sólo dos cupos por cada equipo).

—2) Colón fue notificado que dos colaboradores de Paolo Montero, uno de los PF y el jefe de prensa, no habían cobrado un solo mes de los trabajados en Colón y podían iniciar acciones contra el club por ser una figura solidariamente responsable.

—3) Desde la oficina del fútbol profesional sabalero se informó de la desaparición física de una computadora que habitualmente usaba uno de los integrantes del cuerpo técnico de Montero.

Así, con la cancha mojada primero y embarrada después, los actores no llegaron a ningún acuerdo porque están muy lejos de unificar el monto de dinero que Montero debe pagarle a Colón para rescindir su contrato.
Por lo que pudo averiguar El Litoral, la exigencia sabalera y del Órgano es que Paolo Montero pueda indemnizar a la entidad del barrio Centenario con el monto total del contrato firmado que fue “roto” unilateralmente por el entrenador charrúa.

Si uno toma como referencia ese monto —que este diario conoce pero no publica por cuestiones de privacidad—, que surge de multiplicar lo que ganaba Montero de manera mensual por 12, hay que decir que la mejor oferta que acercaron entre Rosario Central y el mismo abogado del DT charrúa llega, en el mejor de los casos, a un 30 por ciento de lo que Colón pide.

Colón ya tiene experiencia en un caso similar, que se dio en el 2005, cuando Alfio “Coco” Basile tenía contrato firmado y se bajó en la mitad del río porque lo quería Boca. En ese momento, Colón —cuyo presidente era Horacio Darrás, hoy vice de Vignatti— terminó “colgando” a un “Coco” Basile que se quedó seis meses sin dirigir y debió postergar el sueño de dirigir a Boca (algo que finalmente haría).

Así las cosas, Eduardo Domínguez ya trabaja en Colón y Paolo Montero lo hace en Rosario Central. La cancha y, de paso, la pelota siguen muy embarradas. Incluso, hay detalles que confirman que la cosa para nada está bien.

Por ejemplo, el cuerpo técnico de Paolo Montero acordó un partido amistoso para el martes 31 con el Unión de Pumpido, pero cuando se fijó el lugar del cruce, la exigencia del “Chengue” Morales no dejó lugar a dudas: “Lo jugamos pero en Rosario, no queremos ir a Santa Fe”.

Más noticias en Deportes

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad