MULTAS DE TRÁNSITO: EL AFÁN RECAUDATORIO DE LA MUNICIPALIDAD DISMINUYE EL CARÁCTER SANCIONATORIO

Debido al nuevo incremento en la tarifa de combustibles que empezó a regir ayer y las consecuencias que el mismo tendrá sobre el valor de las multas, cuyos montos podrían llegar a cifras imposibles de afrontar, la concejala Lorena Giménez, de Bloque Partido Progreso Social, insistió en la necesidad de que la Municipalidad revea la ordenanza vigente teniendo en cuenta el proyecto presentado oportunamente por la misma.

MULTAS DE TRÁNSITO: EL AFÁN RECAUDATORIO DE LA MUNICIPALIDAD DISMINUYE EL CARÁCTER SANCIONATORIO

14-01-2017 07:17 hs.

Dicha iniciativa plantea una alternativa que, sin dejar de tener en cuenta el carácter sancionatorio de la multa y su función ejemplificadora, actúe sobre todo en la concientización y prevención de las infracciones y que no se convierta, como ocurre actualmente, en  un recurso exclusivamente recaudatorio, llegando en casos, ante la real imposibilidad de pago, a transformarse en confiscatorio.
La concejala aseveró que desde su espacio ya habían advertido del inconveniente que genera el precio elevado de las multas y recordó que en el proyecto plantea que los valores de las penas por infracciones de  tránsito se calculen sin tener en cuenta los  últimos incrementos en el precio de las naftas y que se retrotraigan a los valores anteriores al 5 de Enero de 2016.
Es necesario para que la multa cumpla su función reparadora que la cifra a abonar represente el carácter sancionador de la misma, para evitar que en el futuro el deudor vuelva a incurrir en una infracción. Sin embargo no puede permitirse que estos valores lleguen al punto de ser  imposibles de afrontar sobre todo para las personas que necesitan su vehículo para trabajar y que hoy se ven imposibilitadas económicamente de pagarlas pese a tener las intenciones de hacerlo. Una prueba de ello es la cantidad de solicitudes que reciben en la Comisión de Presupuesto del Concejo Municipal todas las semanas de parte de varios ciudadanos que piden por una exención de la multa, la revisión de su monto o la posibilidad de un plan de pago.
La edila considera que es necesario resaltar que uno de los principios que rigen la materia es el Principio de Proporcionalidad que debe existir entre la conducta del infractor y su sanción, y que si esta última se convierte de imposible cumplimiento, entonces dicho principio se torna abstracto.
Asimismo, señaló  que en las ocasiones en las que se necesita de un control de tránsito  más minucioso, como el caso de las picadas en La Florida ya denunciadas por la concejala, las graves infracciones allí cometidas distan mucho de ser erradicadas y que las políticas públicas aplicadas por la Municipalidad en relación a la vialidad en lugar de enfocarse en la prevención y en la generación de conciencia ciudadana en relación al tránsito, se reducen a la aplicación de multas cada vez mas onerosas. De ahí la negación continúa a tratar el proyecto de la concejala. 
El proyecto al que la edila hace referencia surge porque desde que la Municipalidad adhirió a la Ley Nacional de transito, se aplican las UF (Unidades Fijas), para determinan los valores actualizados  de las multas por infracciones de tránsito. Cada UF equivale a un litro de nafta especial o de Gas Oil Ultra Diesel las cuales tuvieron una importante variación en el 2016 y en el presente mes de 2017. La concejala sostiene que es necesario actuar sobre esta situación, adecuando, excepcionalmente, el valor actual de las UF, a enero de 2016 desestimando todos los  incrementos posteriores.

Más noticias en Locales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad