Randazzo empieza a impacientar a los intendentes por su falta de definiciones

El ex ministro admite que intensificaron los llamados en el peronismo para su candidatura, pero en vacaciones prefiere no atender. “Si quiere jugar, es hora de aparecer”, se quejan.

Randazzo empieza a impacientar a los intendentes por su falta de definiciones

07-01-2017 08:34 hs.

Lejos de aprovechar el verano y la arena para encontrarse con distintos dirigentes, Florencio Randazzo descansa en Valeria del Mar junto a su familia, desconectado de la política bonaerense que se empieza a impacientar por su falta de armado y movimientos públicos que alienten su candidatura para las elecciones de este año.

El ex ministro del Interior reconoce que en los primeros días de 2017 los llamados se intensificaron, pero en sus vacaciones prefiere no atender a nadie. Como todos los años, Randazzo viajó a la costa bonaerense a festejar fin de año junto a su mujer, Andrea Pantanali, sus hijos, sus seis hermanos y su madre, con quienes planea quedarse hasta el 15 de enero.

Las reuniones políticas las retomará a su regreso, para decir lo que ya viene repitiendo: quiere un peronismo unido que defina sus peleas internas en la elección primaria de agosto. Si Cristina Kirchner y Daniel Scioli quieren competir, asegura que no tendrá problemas en dar pelea.

Los intendentes del conurbano bonaerense reconocen que fueron ellos quienes lo fueron a buscar pero ahora critican su quietud. “Florencio cree en la inevitabilidad de su candidatura y con eso solo no alcanza”, asegura un alcalde de la tercera sección electoral. Y alerta: “Ningún intendente se va a inmolar por él”.

Sucede que con encuestas en la mano, los intendentes comienzan a olvidar sus peleas con la ex presidenta y ya hablan de una lista de unidad. Aseguran que en el Conurbano, Cristina Kirchner posee un 40% de intención de voto. “No es muy descabellado pensar en que puede sacar 36% y ganar la elección, si en 2015 el 34% de la gente votó a Aníbal. No vaya a ser cosa que terminemos pidiéndole a Cristina que por favor compita”, admite un intendente crítico con el kirchnerismo. Los intendentes sólo buscan conservar sus distritos y aseguran que el cambio que se inició en el PJ bonaerense con la incorporación de distintos apoderados es un buen comienzo para conseguir los espacios necesarios en las listas que antes eran armadas por Carlos Zannini.

Si Cristina no compite no descartan que en esa lista de unidad estén Randazzo, Scioli y algunos jefes comunales. Los más optimistas hasta llegan a ver a Randazzo y a Cristina compitiendo en una misma lista. “Públicamente nunca mostraron su pelea”, dice un viejo dirigente bonaerense para justificar este armado.

Florencio asegura que preferiría dar pelea en la interna junto a un grupo de dirigentes que lo apoyen, mientras que del otro lado se concentre La Cámpora y el kirchnerismo duro. “Hoy nadie puede bajar a nadie”, repiten en el entorno del ex funcionario, recordando que “Scioli pidió bajar a Randazzo de la presidencial del año pasado”. Aunque el ex ministro habló durante el año con la mayoría de los dirigentes, nunca hubo comunicación con Scioli. “No hay nada que hablar con él, él tendrá que resolver si quiere competir. Después de pedir que nos bajaran, ni siquiera lo llamó”, sostienen cerca de Florencio.

El ex ministro algo tiene seguro: no se moverá del peronismo. “Aunque para los medios se muestre como oposición, Massa es socio del gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal”, repite y decarta una alianza.

En las últimas semanas, los intendentes tuvieron dos fuertes diferencias con Randazzo. Una, fue la discusión del presupuesto bonaerense en la que el ex ministro peleaba por la vicepresidencia y los jefes comunales por más recursos para sus distritos; la segunda fue por su ausencia en el Congreso del PJ que él mismo motivó para que se concrete. “Ahora si quiere jugar, es hora de aparecer. No puede recién aparecer en junio”, le reclaman.

Foto: En valeria del mar. El ex ministro ayer fue a la playa junto a su mujer, Andrea Pantanali. También viajó con sus hijos y su madre. 

Más noticias en Política

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad