Cinco consejos para cuidar de las mascotas en las fiestas

Las explosiones repentinas, el estruendo constante afectan a todas las mascotas por su capacidad auditiva. Cómo cuidar que tanto perros y gatos no sufran alteraciones debido a los ruidos de la pirotecnia.

Cinco consejos para cuidar de las mascotas en las fiestas

24-12-2016 09:03 hs.

Durante las celebraciones de fin de año es importante tomar los recaudos necesarios para minimizar la posibilidad de que las mascotas sufran trastornos de comportamiento debido a los ruidos de la pirotecnia.

Tanto perros y gatos le temen a los estruendos de los fuegos artificiales, salvo los que estén habituados a este sonido, explicó el encantador de perros César Millán. Esto sucede, debido a su capacidad auditiva y la posibilidad de detectar sonidos de alta frecuencia.
"Los sonidos activan su sistemas nervioso, y pueden llegar a desencadenar cuadros de ansiedad y temor. De esta manera, su instinto de supervivencia puede motivarlos a escapar", detalló el especialista. Para evitar esta situación frustrante, tanto para los animales como para sus dueños, Millán brindó 5 consejos para evitar que las mascotas sufran como consecuencia de le los ruidos.

Preparación

Es importante planificar de antemano el mejor lugar para que viva con menos ansiedad los festejos. Llevarlo a un espacios seguro donde no pueda escaparse, preparar una habitación con agua y algún jugete o accesorio que le guste. Si el gato o perro se siente cómodo bajo una mesa o escondiéndose en la bañadera, es preferible dejarlo.

Las guarderías o colonias también son una opción, pero lo mejor es que el animal ya conozca ese lugar para evitar posibles frustraciones.
Otro aspecto fundamental es ser muy cuidadoso con la comida que se le da en esos días. Recordar que fisiológicamente son diferentes y por ende no están preparados para poder digerir algunos alimentos que pueden causarle diferentes alteraciones.

Alojamiento

Si tu mascota va a quedar sola, lo ideal es dejarla en un lugar cerrado, alejada de los ruidos, con agua fresca y algún juguete para morder. Se pueden disimular los estruendos con música u otras fuentes de sonidos, como la televisión. Dejar las ventanas cerradas también ayuda, pero es importante que tenga suficiente ventilación y sea en un lugar fresco.
Si hay que transportarlo, utilizar siempre su correa o jaula de transporte. No es recomendable llevarla suelta, por más de que usualmente se haga, un estruendo puede generar una reacción inesperada.

Millán sugiere que la mejor manera de atenuar las posibles consecuencias es acostumbrar a la mascota con el sonido de la pirotecnia a través de sonidos que reproduzcan el ruido de los fuegos artificiales, "es fácil a partir de una grabación de manera gradual, puede llevar hasta 3 semanas para que se adapte" y recomendó hacerlo antes de alimentarlo.
Un método que permite no asocie este sonido a algo con miedo. Si se realiza con menos frecuencia, es decir 2 a 3 semanas antes es posible que sea necesario usar otros recaudos

Comunicación

Si usted va a estar con su perro durante los fuegos artificiales, enviando el mensaje calmante de que no hay nada de qué preocuparse también le ayudará a relajarse. Recuerde, sin embargo, mientras que los seres humanos se comunican con las palabras, los perros se comunican con la energía, y buscarán a su líder del paquete para las pistas en cómo deben comportarse. Si usted no está haciendo un gran negocio o mostrando emoción sobre los fuegos artificiales, entonces él aprenderá a ser menos preocupado también.

Sedación

De ser necesario, el veterinario puede recetar algún fármaco, también puede ser útil un alimento adecuado si se prevé que la mascota va a pasar por esta experiencia. Conocer la solución nutricional para perros y gatos ayuda a la mascota a sobrellevar situaciones de estrés.

Más noticias en Salud

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad