Peleada con parte del Gobierno, Isela Costantini se fue de Aerolíneas

La versión oficial habla de motivos personales pero en su entorno hablan de una pelea con parte de Jefatura de Gabinete debido a la reducción de fondos para la compañía.

Peleada con parte del Gobierno, Isela Costantini se fue de Aerolíneas

22-12-2016 08:36 hs.

El gobierno de Mauricio Macri tuvo ayer su primera renuncia. Tras casi un año en su cargo, la presidente de Aerolíneas Argentinas, Isela Costantini, anunció que no continuará al frente de la compañía aérea de bandera. Pero no se va sola, sino que también se retira de la compañía el vice presidente, Manuel Álvarez Tronge, y todo el equipo técnico de Recursos Humanos que había llegado de la mano de la ex CEO de General Motors.

Según explicaron fuentes del Poder Ejecutivo "era algo que se venía conversando, no fue de un día para el otro". De acuerdo a un comunicado del Ministerio de Transporte, Costantini define irse "por motivos personales". En el mismo texto se presenta a quien la reemplazará, el presidente de Intercargo y ex directivo de Techint, Mario Augustín Dell’Acqua.

Aunque a Costantini la eligió y designó el propio Macri, no tiene rango de empleada pública ya que el grupo de empresas de Aerolíneas Argentinas conforman una sociedad anónima en donde el mayor accionista es el Estado nacional. A partir de esto, la ex número uno de General Motors no le presentó su renuncia al Jefe de Estado sino que lo hizo ante el directorio de Aerolíneas y éstos a los accionistas, quienes deciden aceptarla.

En el comunicado oficial se hace referencia a "un período de transición que tendrá lugar las próximas semanas". Plazo necesario para que la renuncia recorra ese derrotero. Esto quizás se deba a que será el directorio y los accionistas quienes tienen que aceptar la renuncia de Costantini. Pero en el entorno de la ahora ex presidente de Aerolíneas dejaron trascender que no hubo ningún motivo personal y que no tenía intenciones de irse. Dejaron trascender que su salida tuvo que ver con un enfrentamiento entre Costantini y un ala del Gobierno, en otro round de la pelea entre quienes defienden el gradualismo y que quienes prefieren el shock para tomar medidas. Un ejemplo son los fondos con los que contó este año y los que tenía previsto para el 2017 en subsidios.

Cuando Costantini asumió pidió u$s 442 millones para que opere la aerolínea durante 2016. La respuesta de Jefatura de Gabinete fueron u$s 260 millones, un 38% menos.

Y durante este año buscó en los gremios el apoyo que no encontraba en el secretario de Coordinación de Políticas Públicas y ex CEO de LAN Argentina, Gustavo Lopetegui. Es que cada vez que recibió un recorte en los fondos asignados, envió una carta a los sindicatos en las que decía que el gobierno de Mauricio Macri "nos comunicó que nuevamente nos reducen de forma significativa el nivel de subsidios para este año".
La relación entre Lopetegui y Costantini llegó a un punto de no retorno. Por eso, se corrió al primero y tomó su lugar secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana. Se asegura que esa relación tampoco prosperó.

Costantini llevó adelante un plan de reducción de ineficiencias que hizo que bajar la pérdida diaria de u$s 2 millones a menos de u$s 1 millón. Y había dicho que su plan era que la empresa no reciba ayuda en un proceso de cuatro años. La respuesta fue una reducción de casi 50% para el 2017, apenas 166 millones de dólares.
En este sentido, El Cronista publicó hace dos días que la administración Costantini ya aseguraba que no le alcanzaban los fondos para 2017 y que estaba estudiando pedir un crédito.

Asimismo, Costantini había planteado que Aerolíneas iba a subsistir sin subsidios pero en un período no menor a cuatro años, por lo que apuntaba a una política de gradualismo en el cambio de la compañía aérea de bandera. La contracara, y quizás lo que terminó de definir la salida de Costantini, fue, como afirmó un ministro en of the récord, que no había que esperar más y que "Aerolíneas se puede seguir ajustando un poco más".

Más noticias en Nacionales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad