No levanta el consumo básico de las familias

En septiembre las ventas en supermercados cayeron un 9% y en shopping se derrumbaron un 15 por ciento.

No levanta el consumo básico de las familias

17-11-2016 17:28 hs.

El gasto de los hogares en productos de consumo corriente, como alimentos, bebidas y artículos de higiene general y personal se mantuvo en septiembre en valores valores muy deprimidos.

En el caso de las cadenas de supermercados, se estima concentra el 40% del mercado total, los ingresos por ventas subieron 29,7% en valores nominales en comparación con un atrás, pese a que en los pasados doce meses el promedio de precios se elevó en un 42%. De ahí surge una retracción en cantidades compradas del orden de 8,7%, con 9,3% de baja en el caso de las grandes cadenas comerciales y 5,3% en las medianas, según informó el Indec.
Peor aún fue el debilitamiento de la demanda en los grandes centros de compra, habida cuenta de que el Indec midió un aumento nominal de apenas 21%, el cual si se resta el efecto de la suba de los precios determina un receso real de casi 15%, respecto del nivel de un año atrás.
Si bien el ciclo recesivo se observó desde el comienzo del año, por el impacto sobre el poder de compra de salarios que aumentan por escalones y precios que suben de modo continuo, pese al salto inicial que provocaron la unificación del mercado de cambios, el aumento de las tarifas de transporte y agua, en septiembre se estima gravitó negativamente la definición del aumento de hasta 300% en las tarifas de gas a partir de octubre, porque afectó severamente las expectativas.

Para peor, la demorada reactivación de la industria y la construcción y la fuerte destrucción de empleos en esos sectores, contribuyeron a intensificar la retracción del consumo de las familias, consideradas como un conjunto.

Nueve meses con sostenido y elevado receso

En los primeros nueve meses de 2016 la facturación del conjunto de supermercados relevados por el Indec se incrementó 27,1% nominal, el cual cotejado con la variación del promedio de precios del orden de 40%, significó un receso real de 9,5 por ciento.


Más intensa fue la baja de las cantidades comercializadas por los shopping en los primeros nueve meses, habida cuenta de que la estadística del Indec registró un aumento nominal de 24,5%, el cual ajustado por precios representó una contracción en cantidades de poco más de 11 por ciento.

Pese a ese antecedente, en el equipo económico, como entre los técnicos del Banco Central se mantiene la expectativa de gradual salida de la recesión, a partir del cambio de humor que generará la baja de la tasa de inflación.

Más noticias en Economía

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad