• Clima en Rosario
  • Dólar
  • Facebook
  • Twitter
  • WA

Nobel de Medicina para Yoshinori Ohsumi

El médico japonés Yoshinori Ohsumi, estudio proceso de Autofagia.

Nobel de Medicina para Yoshinori Ohsumi

03-10-2016 08:49 hs.

Nutrición que determinados organismos vivos realizan a expensas de sus órganos menos útiles como medio de supervivencia ante un ayuno prolongado. Literalmente, autofagia significa “comerse a sí mismo” y podríamos darle varios significados prácticos. El más extendido es el que se usa en biología: un proceso metabólico que destruye las estructuras internas de la célula que ya no son útiles, las que se producen en demasía o que resultan un cuerpo extraño. En un principio se pensó que se trataba de un proceso ya conocido: digestión celular. De hecho es prácticamente igual, pero la digestión celular ocurre después de una endocitosis, el proceso por el cual una célula incorpora otras células o sustancias dentro de sí misma formando vacuolas digestivas o nutricias.

Una vacuola es una vesícula que se agranda para contener sustancias de reserva como las que almacenan la grasa en el tejido adiposo o para llevar a cabo diversas funciones como las vacuolas digestivas que extraen los nutrientes de las sustancias que han entrado en la célula. Éstas en particular se desarrollan cerca de la membrana celular con la finalidad de que luego de realizada la digestión llevar se liberaran los desechos por medio de una exocitosis. Las vacuolas encargadas de la autofagia son tan diferencias que reciben el nombre autofagosomas. Generalmente se ubican adheridos a la membrana celular, en células procariotas son relativamente pequeños y las eucariotas pueden alcanzar el de una vacuola.

El proceso es relativamente simple, una serie de genes sintetizas proteínas que se adhieren a cualquier membrana “anormal”, como por ejemplo la de una mitocondria deteriorada por alguna razón. Luego de “ser marcada” la mitocondria es englobada en otra membrana formando una vesícula y es llevada a una de las vesículas que está en la membrana celular, ésta es en realidad un lisosoma que se funde con la que contiene la mitocondria formando el autofagosoma, aunque muchos especialistas ya hablan de autofagosoma desde el mismo momento en que se forma la envoltura alrededor de la mitocondria otros consideran que es esta unión lo que lo forma propiamente. Ya en el autofagosoma las encimas del lisosoma digieren la organela defectuosa. Las sustancias que se pueden aprovechar son absorbidas por la célula, el resto se desecha por medio de la exocitosis ya mencionada.

Este proceso está asociado a muchas enfermedades degenerativas, sobre todo del sistema nervioso periférico y algunas del central. También la asocian con el cáncer de mama, próstata y ovario, por cierto el cáncer fue la primera de las enfermedades en asociarse a este proceso. Es también muy importante en lo referente a la inmunidad que una persona pues permite la destrucción de células que no funcionan bien y que por tanto son similares a las que sí funcionan adecuadamente. También relativo a la autofagia tenemos el caso concreto de la desnutrición: cuando la desnutrición es muy severa, la célula recurre a consumir sus propias proteínas para así mantener las funciones vitales, aunque no se ha esclarecido del todo el proceso pero se cree que participan proteínas específicas que “desenrollan” las proteínas para introducirlas en los autofagosomas.
El premio Nobel de Medicina fue atribuido este lunes al japonés Yoshinori Ohsumi por sus investigaciones sobre la autofagia, cruciales para entender cómo se renuevan las células y la respuesta del cuerpo al hambre y las infecciones.

"Las mutaciones de los genes de la autofagia pueden provocar enfermedades y el proceso autofágico está implicado en varias afecciones como el cáncer y las enfermedades neurológicas", subrayó el jurado.

El concepto de autofagia apareció en los años 1960 cuando los investigadores observaron por primera vez la destrucción de las células por su propia sustancia evacuándola hacia un "compartimento de reciclado" llamado lisosoma, explicó la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska, que otorga el premio.

El conocimiento de este fenómeno fue sin embargo limitado hasta los trabajos de Yoshinori Ohsumi que, a principios de los años 1990 llevó a cabo "experiencias brillantes" con levadura e identificó los genes de la autofagia. Puso luego en evidencia los mecanismos subyacentes y mostró que los mismos mecanismos funcionaban en el cuerpo humano.

Yoshinori Ohsumi, de 71 años, nacido en Fukuoka, obtuvo su doctorado en 1964 por la Universidad de Tokio. Luego de tres años en el a universidad Rockefeller de Nueva York regresó a Tokio para crear su propio laboratorio. Desde 2009 es profesor del instituto de Tecnología de la capital nipona.

"Estaba un poco sorprendido", contó el secretario del jurado, Thomas Perlmann, que le telefoneó antes del anuncio.

Yoshinori Ohsumi sucede a William Campbell, estadounidense nacido en Irlanda, al japonés Satoshi Omura y a la china Tu Youyou, recompensados en 2015 por hallar tratamientos contra las infecciones parasitarias y el paludismo.

El diploma y la medalla Nobel van acompañados por una recompensa de ocho millones de coronas suecas (unos 834.000 euros, 934.000 dólares).

El Nobel de medicina es el primero de la temporada de los premios 2016. Le seguirán el martes el de física, el miércoles el de química, el viernes el de la paz y el lunes el de economía. El Nobel de literatura será anunciado el 13 de octubre.

Más noticias en Salud

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad