LA EMPRESA ARGENTINA DE PUBLICIDAD DIGITAL QUE YA FACTURA US$ 4 MILLONES

LA EMPRESA ARGENTINA VA MÁS ALLÁ DE LOS BANNERS Y SUMAR VALOR A LA CADENA DE PROCESOS ENTRE EL PUBLISHER Y LOS ESPACIOS DISPONIBLES EN LA WEB.

LA EMPRESA ARGENTINA DE PUBLICIDAD DIGITAL QUE YA FACTURA US$ 4 MILLONES

24-09-2016 13:18 hs.

La tecnología es disruptiva en todos los ámbitos de la vida. La publicidad no es la excepción. Así lo demuestra el emprendimiento nacional Taggify, un servicio que promete a quienes quieran publicitarse llegar a los sitios web de interés y, quizás más importante, a las personas indicadas. Los socios quieren usar la tecnología para convertir la publicidad online en un arma tan precisa como un rifle de francotirador, ¿cómo lo están logrando?

“Taggify nació de una oportunidad que percibimos en uno de los sitios web que creamos con mi socio, DePaginas.com. El sitio tenía muchas visitas, pero había dificultades para monetizar una de las secciones más visitadas del sitio, un buscador de imágenes. Se nos ocurrió, entonces, que se podía analizar el contexto de la imagen y ubicar una publicidad contextual en la foto”, explica Julio Chamizo, CEO de Taggify. De esta manera, si el visitante estaba buscando una imagen de, por caso, Tiger Woods jugando al golf, al acercar el cursor a la gorra del deportista iba a encontrar una publicidad de ese artículo o de alguno similar. Así, la compañía logró ubicar la savia económica de todo sitio web —la publicidad—en un lugar hasta entonces desierto. Pero, además, con el agregado de no ser el clásico banner que se abona por ubicación y tamaño.
La propuesta de Taggify es la de monetizar espacios poco tradicionales con publicidad, con la precisión que permite la tecnología de hoy en día. “DePaginas.com financió la primera etapa de investigación y desarrollo. Luego entramos a Startup Chile con US$ 40.000 a cambio de estar seis meses en Santiago. Después, encontramos apoyo en AurusVC, que aportó US$ 750.000, y en COPESA, que puso US$ 250.000”, explica el fundador.
Tuvieron suerte, en este sentido, de poder internacionalizar sus servicios en una época en la que crear emprendimientos en la Argentina no era tan simple. “Creo que hoy se está tomando mucho más en serio, con algunas medidas de este gobierno, el tema de incentivar a los emprendedores a formar una empresa. En su momento, la sociedad que abrimos en los Estados Unidos la hicimos en un día; la de Chile, en tres semanas; la de Argentina llevó tres meses”, se lamenta el CEO. Pensando en el futuro de sus pares de negocios, Chamizo cree que “emular algo como el StartUp Chile en toda la región y en la Argentina, sería ideal. Espero que en algún momento podamos tener un programa de esas características”.
Autoservicio pero de publicidad

La compañía de ad-tech ofrece una solución de autoservicio de compra publicitaria programática de medios digitales. Así se pueden gestionar campañas publicitarias de forma más práctica, funcional y sin un mínimo de presupuesto. Igualmente, dicen las agencias de publicidad, ganan en simplicidad y comodidad. “Ayudamos a las marcas a mejorar el retorno de inversión porque se puede trackear cualquier métrica de manera transparente; nos enfocamos en aplicar tecnología para medición y certificación de brand-awareness”, afirma el joven CEO.
El cliente que busca insertar piezas publicitarias, ya sea advertiser o publisher, se registra en la página web de Taggify con un nombre de usuario y una clave que le fueron asignados y ya puede comenzar a usar la plataforma. En este momento, el cliente puede elegir en dónde quiere pautar. Taggify afirma trabajar con más de 30 Ad Exchanges y SSPs (los servicios que permiten a los publicadores web llenar sus espacios con publicidad, tales como OpenX, Adform o SpotXchange). Luego, la compañía ofrece a sus clientes la posibilidad de segmentar con diferentes variables. La tecnología de Taggify permite pasar por el tamiz la edad, el país, el idioma, la plataforma (o dispositivo o sistema operativo) e incluso verticales específicos como “mujeres adultas divorciadas” o “adolescentes que escuchan rock”. “El objetivo es ayudar a una marca o empresa a publicitar su anuncio al usuario relevante. Mediante tecnología y un panel simple es factible”, explica Chamizo.
La herramienta ofrece también competir por el espacio en tiempo real: lo gana el que más paga, pero el monto puede resultar inferior al calculado. Esto lo permite el código RTB (Real Time Bidding). Lo mismo vale para la posibilidad del retargeting que ofrece la plataforma. “Un Publisher, por ejemplo, publica algo en INFOTECHNOLOGY.COM. También puede hacer que su banner o su aviso aparezca en otros sitios al mismo tiempo, según a qué usuarios se dirige”, desarrolla. “Detectamos que desde una IP determinada se realizan ciertas búsquedas afines con el producto o el servicio del advertiser y entonces éste puede hacer que sus anuncios estén donde están esos usuarios”, afirma Chamizo, y agrega: “Por eso desarrollamos optimizadores de compra basados en sus métricas; esto les asegura comprar exclusivamente el inventario que los acerque más y mejor a su público. El valor para ellos está en la tecnología de segmentación de audiencia o estas herramientas de optimización automática”.
Los tres socios que mantienen Taggify en pie esperan una facturación de entre US$ 3 y US$ 4 millones para el año que viene. Las ganancias de Taggify provienen de lo que se les cobra a los clientes sobre el monto total de la pauta: de 10 a 15 por ciento, que a su vez depende de con qué oferta hayan ganado la subasta. La relación entre el costo de ganar el espacio y las ganancias de la empresa es inversamente proporcional. “Nuestros descuentos no son por volumen sino por valor. Medimos sobre los views, pero el valor agregado de nuestra plataforma es que la inversión se puede optimizar para obtener más clicks”, explica Chamizo.
 

Más noticias en Economía

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad