El Dueño de la Movida Porteña.... ¿Y la rosarina?

El golpe fue brutal. Cinco jóvenes murieron y otros tantos fueron internados por el consumo de drogas de diseño el 15 de abril en la fiesta electrónica Time Warp en Costa Salguero. El entramado de responsabilidades amaga con descubrir una red de personajes impensada. Después de ordenar la detención del organizador Adrián “El Pollo” Conci, la Justicia intenta determinar sus vínculos con Víctor Stinfale.

El Dueño de la Movida Porteña.... ¿Y la rosarina?

Te decimos Estación Fluvial, Taura, Soho y Asia siguen

Impávidos, algunos medios asisten por primera vez a declaraciones de testigos que hablan de venta libre de estupefacientes e irregularidades en el esquema de seguridad para más de 10 mil personas. Y comienzan a aparecer algunos nombres clave. En el dictamen enviado a la Justicia por el fiscal Federico Delgado, se detalla que, según los testigos, al ingresar al lugar “no se solicitaba la exhibición del DNI y la revisación era escasa, y a medida que el caudal de gente aumentaba, era menor y de forma más superficial”. En el mismo informe se narra que ni bien se ingresaba, los vendedores de drogas recibían a la gente ofreciendo “keta, LSD, éxtasis, cocaína y ‘Superman’. El lugar, además, estaba hacinado, con poca ventilación, hacía calor y escaseaban las bebidas a medida que los concurrentes las necesitaban. Por ello, muchos tuvieron principio de asfixia. Pero no sólo se racionó la venta de bebidas. También, según algunos testigos, la red de agua corriente se cerró a la madrugada. Para completar el cuadro, los organizadores fueron indiferentes a las convulsiones de las víctimas. Durante 15 minutos sólo miraron y oyeron los gritos de auxilio de los demás. Cuando llegó el Same, en parte, era tarde”.


“Ojalá que el fiscal vaya a fondo porque detrás de todo esto hay tipos muy pesados que hace años nos la vienen haciendo –dijo Claudio Mate, asesor en el Ministerio de salud sobre alcoholismo en jóvenes y ex Subsecretario provincial de Atención de las Adiciones–. Acá hay medidas que no se tomaron y responsabilidades que no se respetaron. Hay que correr el foco de discusión y hablar sobre eso.”


El primer citado por Delgado, Conci, figura como presidente de la empresa organizadora, Dell Producciones. ¿Era Conci, un tipo de barrio que frecuenta la noche, el organizador de una fiesta de licencia internacional? La electrónica local es un negocio que amasa fortunas: no sólo incluye las ediciones locales de la alemana Time Warp, sino además, las veteranas Moonpark y la mucho más vieja Creamfields. Fuentes judiciales confirman las dudas y dan pistas sobre otros posibles responsables.


En dialogo con Veintitrés, el diputado del Frente Renovador Felipe Solá apuntó sin pruritos contra Stinfale: “Hay que investigar urgente a quienes organizan estas fiestas y qué tipo de habilitaciones requieren. Tengo información de que Stinfale sería uno de los responsables, pero que a la cabeza de las empresas pone prestanombres que se encargan de la organización”. Según Solá, “está relacionado con boliches en la Costa y tendría intereses en Pachá, además de ser el dueño de la bebida energizante Speed y del agua que se vende en esta clase de fiestas, Block, que no es mineral. En este sentido, cortar el suministro de agua en los baños implicaría un negocio tremendo para los organizadores, que conocen la necesidad de hidratarse que genera el consumo de drogas de diseño”.


Otro de los vinculados con la realización de la fiesta es el empresario Martín Gontad, la cara visible de 2Net, una empresa dedicada a la logística musical y a la gestión de licencias y Djs. “Aunque parezca extraño, Martín lo hace porque es fan de la electrónica. Es un tipo muy serio que no está a favor de la droga ni a palos”, sintetiza un empleado que el viernes por la noche trabajó en Time Warp bajo sus órdenes.

¿Socios?
Por estas horas, la Justicia trabaja para abrir la hipótesis sobre una posible implicancia del abogado y el empresario en la realización de la fiesta. Ya en 2013, Stinfale asumía en Veintitrés: “Me metí a trabajar con Speed por mi pasión con la música electrónica: uno puede decir de ese segmento que es de todo, menos grasa”. Stinfale hablaba luego del lanzamiento del champán Renaissance. Se le atribuyen una radio del género (Delta FM) y la concesión de varios boliches, como Pueblo Límite en Gesell. “Apuesto a la diferenciación pura. Apunto a un público específico y voy detrás de eso. Y como penalista, apuesto a las causas pesadas”, decía luego de volver a la tapa de los diarios por representar a Maradona y Moria Casán.


Mate recuerda un cruce con Stinfale cuando trabajaba en gestión pública: “Con él tuve una discusión cuando pretendía bajar el contenido cafeínico de las bebidas energizantes por su enfrentamiento con Red Bull: quería que el Estado entre en ese juego en defensa de Speed. Él venía a fondo contra esa empresa internacional”. Reconocido fanático del gurú del marketing Jack Trout, el abogado admite: “Las marcas que llegan primero se hacen con la categoría”. Su oficina no se aleja de la imagen de códigos callejeros que supo construir de sí. Hay alfombras con el logo de Red Bull y cuadros de Al Capone.


Con menos brillo popular, Gontad tomó notoriedad por ser encargado de la logística del evento en Costa Salguero. Lo llaman “el rey de la electrónica”, un ámbito en el que produce eventos desde 1991. Como director de la productora 2NET, se encarga de promover las fiestas electrónicas más importantes del mundo. “Yo le di la posta a Gontad: es un empresario con dinero y muy viajado que quiso modernizar el ambiente de la electrónica, y junto con sus socios creó un monopolio. Lo que pasó el fin de semana está hecho a propósito: acá hay gente que quiere meterse en el negocio”, aventura Claudio Ferraro, un conocido locutor del rubro que fue pionero en la realización de Creamfields en el país.


Desde su círculo lo despegan de la organización de Time Warp. Pero en una nota en radio Delta para la primera edición de la fiesta, se lo nombraba como productor. “Lo vi irse un rato antes de que pasara todo, pero estaba: siempre está”, recuerda el empleado de 2Net. Dicen que cuando Gondat supo de las primeras muertes, afirmó: “Nos quieren correr del negocio”.


Es que un día, el monopolio comenzó a peligrar. La amenaza se volvió peligro concreto en 2013, con la aparición de las Ultra Music Festival Buenos Aires de la mano de una nueva productora: Mandarine. Eso habría traído varios conflictos para el tándem Stinfale-Gontad: “Martín se enojó porque muchos de los djs que tocaban con él se fueron a la otra fiesta”, explican en la productora. Dos jóvenes murieron por intoxicación con drogas en la primera Ultra.


Para sumar indicios de que Stinfale maneja la movida electrónica, Jana Maradona salió mostrando que trabajaba en la organización de la fiesta fatal. Stinfale es hace varios años el abogado del Diez, que se maneja día a día con Matías Morla, socio del estudio. “¿Cómo te creés que llegó Jana a trabajar en el evento? La piba vende entradas porque el padre habló con Stinfale para que le dé laburo”, explica el empleado.


El locutor Ferraro vincula a Stinfale y Gontad: “Son socios, es algo que se sabe en el ambiente. Más allá de eso, no se le puede echar la culpa, tal vez sí la responsabilidad, pero no se puede presuponer que ellos vendieron eso porque ningún empresario se arriesga así”.

Más dudas que certezas
“¿Le llaman fiesta privada a un evento que se promocionó en la vía pública, para el cual se vendieron entradas y al que asistieron más de 10.000 personas? Esto se trata de una asociación ilícita, porque se actuó en complicidad con el Estado para vender estupefacientes”, se indigna el diputado Gustavo Vera, que por estos días vio a gente allegada a la organización del evento, muy nerviosa y en busca de datos por los pasillos del juzgado.


Una conexión clave es la existente entre Andrea Fassano, pareja de Stinfale, y “el Pollo” Conci: desde 2004 estarían vinculados a través de Industrial Beverages Corporation SRL, la empresa del agua Block.


Quien llegó a otear la causa afirma que las cámaras de seguridad de los pabellones no pudieron grabar: fueron tapadas por unas telas colgantes. También, que la pastilla Superman era obsequiada a los compradores de otras sustancias. ¿Serían los consumidores unos conejillos de Indias? El vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, aseguró que las fuerzas de seguridad no podían ingresar por tratarse de un ámbito privado. Lo que no dijo es que se puede proceder por orden de un juez, si es avisado. Durante la tarde del viernes fatídico, una combi fue interceptada en La Plata cuando se dirigía a Costa Salguero. La policía encontró cientos de dosis de todo tipo de droga y detuvo a dos “dealers”.


Según el fiscal, que por ahora sólo tiene a Conci como máximo responsable, “hubo una actuación deliberada en la que la vida se subordinó a la decisión de lucrar con la venta de drogas y todo ello terminó con la muerte de cinco personas”. Pero hay datos que deben tenerse en cuenta. Dell tiene como domicilio en Capital la calle Armenia 2104, piso 4. En el mismo piso figura una oficina de despacho aduanero, CRZ Global Trading. Según Vera, este despachante cuenta con autorizaciones de la ANMAT y el Sedronar para importar químicos. Otro: Diego Hernán Herrera es un protegido de Stinfale. El abogado le asignó un vehículo pintado con el logo de Speed y lo puso a “controlar” Pachá. Hoy, Herrera es uno de los directores de Dell.


Pachá está en una situación parecida a Costa Salguero: sus cimientos se asientan sobre el Parque de las Américas, predio donde la Legislatura planea aprobar un Distrito Joven y rodearlo de boliches. En la misma Legislatura, el lunes 18 se presentó Matías Álvarez Dorrego, director ejecutivo de la Agencia Gubernamental de Control. Frente a 40 diputados, dio por sentado que la organización de la fiesta había cumplido los requisitos para acceder al permiso. Las críticas de muchos legisladores le llovieron en contra. “Si todo estuvo bien, ¿por qué se murieron estos jóvenes?”, lo increpó Adrián Camps.


“El Jefe”, le dicen por lo bajo a Stinfale los que regularmente asisten a las fiestas electrónicas. Alrededor de ellos y de sus legítimas ansias de diversión existe un circuito de DJs reconocidos, música y luces que transportan hacia la evasión. También, empresarios que aprovechan el boom de la electrónica, que en la Argentina pega muy fuerte. Ellos saben qué darle al numeroso público, metiéndose de lleno en la ilegalidad y la desaprensión.


“Es inevitable pensar en Cromañón”, escribió en el dictamen Delgado. Una médica que asistió como parte del equipo de emergencias confirmó que quiso ingresar al predio para usar uno de los baños químicos y no se lo permitieron. “Los organizadores dan la orden de que no haya testigos. Después, esos mismos doctores tienen la obligación de escribir informes sobre la noche y sólo reportan cuatro luxaciones”, afirma Mate e insiste: “El sistema de emergencia tiene que ser público, porque esas empresas privadas son responsables de que estos casos no se conozcan. Tener tres ambulancias para 10.000 personas es escandaloso. Una ambulancia del Same precipitó que todo esto esté en los diarios”.


Al cierre de esta edición, tras varios intentos por lograr la excarcelación, Adrián Conci se mantenía prófugo. Conci está representado por el inefable Fernando Burlando. Con su colega Stinfale, ambos se tienen una admiración mutua.

Informe: Franco Mizrahi

 

“Que divertirse no sea una trampa” Opinión, por Horacio Tabares
Psicólogo, director de Vínculo Centro Comunitario de Salud Mental de Rosario

En un escenario donde se juegan múltiples factores, vemos cómo se ha instalado una cultura consumista que legitima y propicia los consumos de sustancias. Hay mayor tolerancia al uso de drogas y una menor percepción de los daños que generan, por lo cual los jóvenes terminan creyendo que no tienen ningún tipo de consecuencias en sus organismos. Sin embargo, toda evidencia médica y científica demuestra lo contrario.


La cultura individualista asocia diversión con desenfreno, con un entorno de empresarios de la noche que lucran a costa de la vida de los chicos. Los organizadores saben que en los espectáculos se consume éxtasis. En Costa Salguero estaban todas las situaciones conjugadas como para que ocurra una tragedia. Además hay miradas cómplices y una cadena de responsabilidades e hipocresía que incluye a funcionarios, a la Justicia y a las fuerzas de seguridad.


Propiciamos una alternativa a las dos grandes posturas sobre el tema, la guerra a las drogas y el liberalismo con reducción de daños. Proponemos una medicina social, un enfoque clínico-terapéutico con trabajo territorial que promueva el protagonismo de la sociedad para avanzar en estrategias de prevención y promoción de la salud. Para ello es necesario informar a la población, establecer controles férreos contra los empresarios y poner el foco en la cultura canibalista que se devora a nuestros pibes. 


Para combatir al narcotráfico se debe detener a las agencias narco-criminales, cortar el flujo de capitales ilícitos que mueven financieras. Es difícil enfrentar un lobby económico-ideológico muy poderoso. Tenemos que preservar lo más precioso de la sociedad –la vida de nuestros jóvenes– para que divertirse no se convierta en una trampa mortal. 

“Hay que analizar el contexto de uso”                                          Entrevista a Emilio Ruchansky. Periodista y autor de Un mundo con drogas

Por Cristian Vilardo
Existe responsabilidad de los organizadores Warp por lo ocurrido?                   –Hay desconocimiento del fiscal Delgado en relación a la detención del empresario Conci. Las drogas sintéticas se fabrican y comercializan a través de laboratorios que pueden montarse en una vivienda, siempre y cuando se disponga de precursores químicos, ciertos conocimientos y algunos aparatos. También se pueden obtener a través de la Deep Web, una red subterránea de Internet que te permite realizar transacciones sin que queden datos registrados.


–¿Se podría haber evitado la venta de pastillas en el evento y las muertes posteriores?
–No lo sé, pero tampoco debemos centrar las muertes en las pastillas. Hay que analizar el contexto de uso, las irregularidades con el agua, el calor y la falta de ventilación. También hay una cuestión generacional vinculada con estos consumos. Resta un examen toxicológico para determinar las causas de las muertes y detectar de qué sustancia se trataba. Aparentemente era PMMA. Hay 5 fallecidos y otros pocos afectados. Pero no se fabrica una escasa cantidad de pastillas, es probable que mucha más gente haya comprado y consumido Superman.


–¿Cómo prevenir estas situaciones?
–Brindar información salva vidas, ayuda a tomar decisiones. En el mundo se dan experiencias exitosas de prevención, como en España con la empresa Energy Control que realiza tests para establecer si son drogas puras o adulteradas. O en Suiza, mediante el programa Noches Blancas, que brinda datos sobre sustancias sintéticas y su consumo.

 

Por Florencia Guerrero y Jorge Repiso

P/D En nuestra ciudad, Rosario, seguí la ruta Estación Fluvial, Taura, Soho, Asia, Metropolitano siguen.....

13-05-2017 08:05 hs.

10-04-2017 07:43 hs.

07-04-2017 07:23 hs.

23-02-2017 07:55 hs.

19-12-2016 06:58 hs.

05-12-2016 07:11 hs.

27-06-2016 07:35 hs.

01-06-2016 09:42 hs.

28-05-2016 12:21 hs.

15-03-2014 13:09 hs.