Huelga de hambre por “El Chapo”: su familia denuncia que lo torturan

Familiares y abogados del líder del Cártel de Sinaloa comenzaron una protesta frente al Altiplano, la prisión donde está El Chapo detenido. Los allegados al narcotraficante denuncian la supuesta violación de sus derechos humanos tras recibir “castigos crueles y sanguinarios”.

Huelga de hambre por “El Chapo”: su familia denuncia que lo torturan

06-03-2016 09:21 hs.

El  líder del Cártel de Sinaloa no la está pasando bien. Sus abogados denunciaron que Joaquín “El Chapo” Guzmán no goza de los mismos derechos que los otros reclusos, ya que recibe constantes maltratos que le impiden que pueda dormir.

“No quiero hacer nada, no quiero salir a ningún lado a tomar el sol, yo lo único que quiero es descansar, es lo único que me afecta", fue lo que le dijo el líder narco a Emma Coronel, su pareja
Ahora, sus abogados confirmaron que harán, junto a los familiares de El Chapo, una huelga de hambre frente al penal donde está recluido el capo narco para denunciar la supuesta violación de sus derechos humanos.

La huelga fue confirmada por uno de los letrados de Guzmán, Juan Pablo Badillo, e inició este viernes frente al penal del Altiplano, en el municipio de Almoloya de Juárez, donde el narcotraficante esta preso. 

"A mí me convocaron para que estemos presentes los abogados y la familia del señor, como también personas y simpatizantes", explicó Badillo y agregó: “Es muy posible que entre los huelguistas este la mujer de Guzmán, Emma Coronel”.
Los protestantes buscan "evitar que se siga torturando” a El Chapo y aseguraron que “las autoridades carcelarias lo están castigando de una forma muy cruel y sanguinaria”.

Según sus abogados, al narco lo despiertan tras un lapso determinado de tiempo para conseguir una “prueba de vida”. Por su parte, Eduardo Guerrero, el jefe de prisiones federales, “negó que se violen los derechos humanos” de guzmán y aclaró: “se lo despierta cada cuatro horas para pasar una lista acorde con el protocolo, ya que el narcotraficante no está en un spa".

El pasado 15 de febrero, en la única visita que le pudo hacer Badillo, El Chapo le dijo que era "una situación definitivamente insoportable que estaba minando su salud al no permitirle dormir" y aseguró que lo revisaban cada dos horas por la noche y cada una hora durante el día.
El narcotraficante escapó por segunda vez de una cárcel de máxima seguridad en julio de 2015, su primera fuga fue en 2001, a través de un túnel en su celda. En una situación de desesperación, Joaquín "Chapo" Guzmán, está dispuesto a declararse culpable de cualquier cargo en Estados Unidos siempre que se le garantice una pena de prisión baja y que cumpla su condena en una cárcel de mediana seguridad.

Más noticias en Internacionales

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad